Al ultralacayo Ignacio Escolar, suplantador de Ana Patricia Botín



Ignacio Escolar representa al perfecto ignorante ilustrado. /Foto: eltambor.com.

Enrique de Diego.

Sé que eres un lacayo, Ignacio Escolar, al servicio de los poderes e intereses más oscuros, pero no había llegado a imaginar que llegaras al nivel de suplantar al departamento de comunicación del Banco de Santander, a sus servicios jurídicos y a la propia Ana Paticia Botín. No les dejas ni ganarse el sueldo, ni les permites dar la cara.

No eres periodista, y no porque no tengas título alguno, ni estudios –Federico Jiménez Losantos te llama “preescolar“- sino porque te dedicas a las funciones deleznables de la insidia inquisitorial y la estricta infamia.

A través de Google, me enteró -no leo tu digital, que sale en los papeles de Wikileaks al servicio de George Soros y de los poderes oscuros, aliado de The Guardian, con tu número dos en el consejo asesor europeo de la Open Society- que en dos ocasiones arremetes contra mí y contra Rambla Libre. Desmientes, con pasión garrula y torpeza de sicario mediático, cuestiones que nadie ha afirmado. “No, no hay ninguna investigación abierta por un supuesto asesinato de Botín”. Por supuesto que no hay ninguna investigación. Nadie ha dicho eso. Pero sí hay una denuncia ante el ámbito judicial, que tú sitúas unas veces en dos folios y otras en 12. ¿Por qué esa reiteración mendaz del no mostrenco?

Por suplantar, también suplantas al juez Santiago Pedraz, dictando sentencia e imputando delitos a Miguel Bernad, benemérito secretario general de Manos Limpias, como el de extorsión, que nunca se produjo y que es un invento de las cloacas de la UDEF en las que tú chapoteas. “Extorsionar a cambio de no personarse y ejercer la acusación en el caso”, cuando la actitud de Miguel Bernad fue impecable poniendo en conocimiento de Ana Patricia Botín los hechos y, después, de Fiscalía.

Afirmas que quien presentó la denuncia fue condenado por extorsión a Juan Abelló, pero ocultas que en el juicio quedó claro que el informe sobre sus presuntas evasiones fiscales a paraísos fiscales era cierto, había sido realizado por la Agencia Tributaria, como confirmó el inspector que lo instruyó y quien mostró su extrañeza porque no hubiera ido adelante, porque en España los amos de este mundo, a los que tú sirves, tienen bula. Eres, Ignacio Escolar, un ultraconservador, el chico de los recados de la casta, revestido con los harapos de la ultraizquierda. En mi caso, lucho por una república presidencialista, con sistema mayoritario en distritos uninominales, sin las gravosas autonomías y con división de poderes.

Espetas que “ni el Banco de Santander ni la familia Botín han querido hacer declaraciones sobre este caso“. ¿Para qué? Ya te tienen a ti para hacer de mamporrero. No es cuestión de declaraciones, claro, cuando la denuncia es de asesinato, con un supuesto amante y connivencia del equipo de seguridad del Banco lo que manda la decencia es la querella contra el presunto falsario por injurias y calumnias y querella temeraria.

Desde tu fatua prepotencia de mantenido por los poderes oscuros, afirmas que Rambla Libre no tiene “apenas audiencia“. ¿No ves, lacayo, qué te contradices? Si no tiene audiencia, ¿a qué arremeter por dos veces contra mí y el digital? Rambla Libre tiene mucha audiencia, cada vez más, y así los reconoces cuando afirmas en tu digital de Soros que “la noticia corre de whatsapp en whatsapp por los móviles de directivos y en las plantas nobles de grandes empresas pero no es cierta”. ¿Cuál es la noticia, ignorante ilustrado? La noticia es que hay una denuncia judicial en la que se afirma que Emilio Botín fue asesinado por su hija, como inductora, y que ni ésta ni el Banco han tomado medida alguna, que incluso se envió un cuestionario al jefe de seguridad, Carlos Rubio, y no se ha tomado medida alguna contra el denunciante. Y esa noticia es cierta. Remito al lector a todo lo publicado por Rambla Libre.

Lo que no es cierto es que Emilio Botín muriera en su casa de Somosaguas. Lo que es cierto es que su matrimonio era de apariencia. Lo que es cierto es que mantenía un idilio con María Sánchez Corral y también que quería casarse de manera inmediata y que eso iba a poner todo patas arriba. Y lo que es cierto es que los medios de comunicación en España, empezando por el tuyo, se dedican a proteger a los poderosos, a vender una realidad ficticia y a mantener a los ciudadanos engañados y desarmados.

Tú, Ignacio Escolar, no eres de izquierdas, eres medio pensionista. Eres un ultralacayo de la casta, función que es muy rentable pero en la que no hay dignidad alguna. Tú te dedicas a desinformar y a demoler los pilares de la sociedad, con las estupideces de la corrección política desde el sillón de inquisidor. Eres un engaño y una patraña y lo que te molesta a ti y a tus amos –Ana Patricia Botín, la referencia española del Club de Bilderberg- es que Rambla Libre tiene mucha audiencia y pone en evidencia el consenso silente del mal. Mañana, te doy otro repaso para que estés informado de los hechos y no sigas con tus mentiras como portavoz oficioso del Banco de Santander.

Apuntan a Ana Patricia Botín y su “amante” como presuntos asesinos del magnate Emilio Botín

Ana Patricia Botín dispara las sospechas sobre el “asesinato” de su padre

Galería del ignorante ilustrado: Ignacio Escolar

El ignorante ilustrado Ignacio Escolar, ¿a sueldo de George Soros?

El ignorante ilustrado Ignacio Escolar recomienda el burkini


OPINA EN RAMBLA LIBRE