Las nuevas dachas: PREVI



Sede del Centro PREVI, ¿qué esconde?. /Foto: previsl.es.

Yrene Calais

PREVI se constituye como lo que en el tardocomunismo supimos los occidentales que eran las mansiones e instituciones de los jerarcas de la nomenklatura. Estos nuevos millonarios sobre la miseria del pueblo vivían opíparamente rodeados de servicio y de todo lujo, mientras a los demás se nos mostraba una realidad cruda, en la que una familia vivía solo en 30 metros cuadrados.

La democracia española, y muy especialmente en la etapa del primer Gobierno del PP en adelante, no ha sido más que una corrupción tras otra. Las instituciones democráticas de este país tiemblan por aluminosis debido al saqueo de sus políticos. El caso de PREVI, una institución creada, como no, en los tiempos del zaplanismo, cuando aquel nefasto señor se dedicaba a inaugurar centros coparticipados por el Estado, que no eran más que una mentira, puesto que en su integridad eran sufragados con dinero del contribuyente.

Equipo de PREVI. /Foto: previsl.es.

Tienen los funcionarios, como las antiguas nomenklaturas comunistas, dachas para llevar a parapléjicos de sus familias, costosas instituciones que superan más de seis mil euros mensuales y que con un simple levantar de teléfono el 80% son primos, sobrinos y demás familia. En Valencia hay dos instituciones de este tipo. Hay dachas para enfermos terminales de cáncer, donde el paciente está aislado, con todo lujo de atenciones, con habitaciones con vistas al mar, en las que los requisitos no son más que el enchufismo de los allí ocupantes.

Y en el caso que nos ocupa, PREVI, que curiosamente, al igual que aquel centro de relax y nutricionista del SHA de Alfaz del Pí, aparece siempre un argentino, liante y verborrágico. Eso sí, gandul, fantasioso e inoperante. Hasta ahora no he conocido ninguno que se afane por su trabajo, que el Papa me perdone. Curiosamente, la proliferación de personal argentino creo que viene por la vía de Vea Reig, casada en primeras nupcias con un argentino, y con una gran influencia sobre Eduardo Zaplana.

PREVI aparece en lontananza como el adalid y el no va más de los tratamientos de Trastorno Límite de Personalidad, TLP, pero esta es una mentira y una falacia. Puede ser que fuera una argucia que le vendieron al tonto de Zaplana para pillar dinero del Presupuesto y colocarse madres, hijas, primas y demás huestes familiares de la familia Guillén. De TLP, nada. PREVI, como supuse yo, y es que a Yrene Calais no se le escapa nada, es una clínica de adelgazamiento o de engordamiento, si lo prefieren. Con cuatro pijas de diseño dándole a la play o a la Tablet, en la sala de espera, seguramente familiares de tal o cual medicucho de la seguridad social o concejal del PP. En PREVI no han visto un TLP ni por asomo, por eso dicen aquello de que no tienen medios de contención. Eso sí, trabajan cuarenta personas, cuarenta embaucadoras, cuarenta mentirosas cuya mentira es ya una bola tan grave que se va a tornar irreversiblemente contra ellas.

PREVI no es una institución privada, por mucho que ponga eso en su constitución y fundamentos. PREVI es enteramente pública. Es una dacha limpia y privilegiada, entérense bien, que vive del cuento y de mis impuestos. Y con esas tretas, no, queridos.

Lo peor de PREVI es que se dedican a manipular a buena gente. En concreto, a una gran persona y una gran profesional del mundo de la Magistratura, una señora entregada que se excede siempre en sus funciones, entre papelorios que la ahogan y a la que se le va helando cada día más la sonrisa, por ver los problemas de los enfermos mentales y de sus casas y de tener a esquizofrénicos peligrosos con una sola orden de alejamiento, etc. Pues bien, ante la imposibilidad de poder colocar a la gente en centros adecuados y poder culminar sus funciones. PREVI se ríe del poder legislativo, ejecutivo y judicial, mientras las Guillén cobren que salga el sol por Antequera. Por tanto, es urgente una AUDITORÍA, por sanidad democrática y financiera de las instituciones, y para evitar corruptelas, de PREVI desde sus inicios hasta la actualidad. Hay que levantar el velo de PREVI y ver qué se esconde tras esos sombríos principios fundacionales de PREVI y si no han procedido de una forma honesta, cabría cerrarlo, porque ya se ha acabado de la distinción en este país entre payos y gitanos, o todos o ninguno, tratándose de un organismo concertado, como es el caso de PREVI; o si no que PREVI devuelva el dinero público, que falta nos hace a los españoles, pero que dejen de reírse del dolor humano de los demás.

Centro PREVI de Valencia: entre la presunta estafa y la pulsión nazi

El Centro PREVI presume de manipular a la Justicia

 


2 comentarios en Las nuevas dachas: PREVI

  1. En resumidas cuentas las mamandurrias colonizadoras agencias de colocación y captar el voto agradecido, práctica habitual e insolidaridad actitud ante los trabajadores de riñón. Que no pare la fiesta que el despiste general televisivo es total.

  2. Las “viviendas” familiares de solo 30 metros cuadrados fueron una invención el PSOE, concretamente de la señora TRUJILLO, esa individua ajamonada que al carecer de argumentos intelectuales se dedicaba a insultar y faltar al respeto a sus oponentes en las tertulias en las que intervenía…
    Esa misma que se gastó un dineral en acondicionar un piso en pleno centro de Madrid, propiedad del Estado, para residir allí.
    Y al lado tenía otro piso el ministro de justicia, el fiscal Bermejo, gran amigo de Garzón, y compañero de cacerías “contra el PP”, pero según las malas lenguas, solo lo utilizaba como picadero. (Vamos que cuando su mujer se enteró de que tenía un “piso de soltero”, debió de entrar en cólera.
    ¡Que gentuza! Dan verdadero asco y nauseas…

Comentarios cerrados.