Podadoras de altura


Quienes poseen un jardín en casa conocen el arduo trabajo que se debe realizar para mantenerlo en condiciones. Entre las herramientas que se pueden considerar casi indispensables para estas tareas, se encuentra la podadora de altura.

En la actualidad, existen dos tipos: las motosierras telescópicas y la podadora de altura manual. Su utilidad depende del tipo de trabajo que se vaya a realizar. Por ejemplo, las podadoras manuales con tijeras son específicas para cortes de ramas no mayores de 3,5 centímetros de diámetro.

A partir de esta medida se debe usar la podadora a motor. En muchos casos, la diferencia entre el uso de una u otra radica en lo arduo y recurrente que se haga el trabajo de poda.

Podadora eléctrica o de gasolina ¿cuál elegir?

Cuando en el jardín hay que enfrentarse a las ramas de árboles que se encuentran a alturas inalcanzables, indefectiblemente hay que echar mano de una podadora de altura, ya que estos modelos ofrecen grandes ventajas al poder ser manejada en muchos casos sin necesidad de subirse a una escalera.

Tanto las podadoras de altura eléctricas como las de motor a gasolina cumplen la misma función. Sin embargo, hay aspectos en los que difieren, como la potencia y el rendimiento. 

Podadora de altura eléctrica

Esta podadora es ideal para realizar trabajos sencillos que no requieran un significativo uso de fuerza física. No poseen gran potencia y la prolongación de su uso depende del rendimiento de la batería. Las podadoras eléctricas contribuyen con el ambiente debido a que generan poco ruido y, desde luego, no emiten gases tóxicos.

Una de las podadoras de altura eléctrica que está a la vanguardia en tecnología es la Black & Decker PS7525-QS. Esta podadora de pértiga de 800W de potencia tiene una hoja de 25 cm. Con ella es posible cortar ramas con rapidez y un mínimo esfuerzo. Capaz de alcanzar los 2,7 m de altura.

Las podadoras de altura eléctricas comúnmente están dotadas de baterías de dos horas de duración, tal y como sucede con la Bosch UniversalChainPole 18. Con equipos como este es posible alcanzar los casi 4 metros de altura, sin el uso de escaleras ni andamios. Sus mangos están elaborados en aluminio y fibra de vidrio, es de bajo peso y tiene una longitud de 2,7 metros.

También posee cabeza de corte ajustable que le permite llegar a lugares de difícil acceso con gran precisión. El usuario puede contar con una pretina de hombro ajustable, para mayor comodidad y seguridad a la hora de realizar el trabajo, aunque su peso de apenas 3,6 kg no representará mayor carga. Su batería es de 18V y 2,5 A.

NO TE LO PIERDAS:   Roberto Centeno: "Ha sido un gran éxito"

Podadora de altura a gasolina

La potencia de la podadora de altura de gasolina es quizá la diferencia de mayor notoriedad con respecto a la eléctrica. En el momento de llevar a cabo un trabajo de cierta envergadura, una podadora de gasolina es la mejor ayuda. Con ella, es mucho el tiempo y el esfuerzo que se puede ahorrar.

Este tipo de podadora, por su velocidad de corte, es de amplio uso entre los profesionales de la jardinería, aunque no es un aspecto excluyente. Simplemente es necesario tener algo de pericia para el manejo de estas potentes máquinas. 

Con ellas, se reduce el tiempo de trabajo en lugares muy duros para su contraparte eléctrica. Sin embargo, su peso es un punto a considerar, además de su mantenimiento.

Es normal encontrar podadoras de gran rendimiento pero de mucho peso. La Greencut PP650X, una podadora de altura que alcanza los cinco metros, posee un motor a gasolina de 56 cc, uno de los de mayor potencia. Sin embargo su peso de 13,3 kg se puede incrementar al usar las barras extensibles. En ese caso se recomienda el uso de esta máquina con ayuda de otras personas.

Mantenimiento de la podadora de altura

El uso continuo de este tipo de herramientas conlleva a un lógico desgaste de sus piezas. No obstante, es posible asegurar su uso durante mucho tiempo si se lleva a cabo el mantenimiento adecuado. 

  • Motor eléctrico o a gasolina. Cada uno requiere de un cuidado específico.
  • Se deben limpiar con frecuencia tanto el aire como la cadena de espada al terminar la jornada de trabajo
  • Cuando se trata de motores de gasolina, es recomendable guardarlo con el depósito vacío, para evitar el deterioro del combustible si no se volverá a utilizar en un lapso de 30 días o más.
  • Es recomendable seguir estrictamente las instrucciones de uso que se establecen en el manual incluido con el equipo.

En relación con las reparaciones, estas pueden ser sencillas o revestir gran complejidad. Es preferible acudir al conocimiento de un experto antes de que las complicaciones sean mayores. Los servicios técnicos pueden no ser baratos, pero de esta manera se podrá tener siempre un equipo en óptimas condiciones.

NO TE LO PIERDAS:   Cómo controlar las facturas y con qué herramientas hacerlo