Carta abierta a Carmen Lamela: Usted encarna hoy la dignidad nacional



La juez Carmen Lamela. /Foto: elperiodico.com.

Enrique de Diego.

Quiero mostrarle mi humilde apoyo y mi agradecimiento patriótico. En usted se encarna hoy, aquí y ahora, en este tiempo de tantas cesiones y de degradante relativismo, la dignidad nacional y cierto sentido de decencia e independencia en el sometido Poder Judicial. Dice y explica el docto César Vidal que “en España hay jueces independientes pero no hay Justicia independiente“. Sabia máxima. Usted ha demostrado independencia, ha actuado en justicia, ha restablecido el imperio de la Ley y ha plantado cara a la sedición con la fuerza de un Estado de Derecho que en España no existe, porque no necesito explicarle que la Justicia en España está sometida al poder político a través del Consejo General del Poder Judicial, que es quien, elección parlamentaria mediante, asciende, promueve y disciplina a los jueces, de forma que, lamentablemente, los del Tribunal Supremo son los que han tenido que pasar por mayores y más estrictas cribas de servilismo y politización. Mal tremendo éste que deteriora a nuestra democracia y al que nadie pone remedio porque así están más tranquilos los corruptos que nos desgobiernan.

Soraya Saénz de Santamaría, la chica Bilderberg. /Foto: economiadigital.com.

Contra usted, que hoy, aquí y ahora, encarna la dignidad nacional, se ha puesto en marcha una estrategia desde el poder político, ordenada por Mariano Rajoy y encargada a Soraya Saénz de Santamaría para apartarla a usted del procedimiento contra los sediciosos de la Generalitat. Como, además de mangoneantes, y débiles, los miembros del Gobierno son unos auténticos bocachanclas, en Rambla Libre ya hemos adelantados los pasos que se van a dar y que inexorablemente han empezado a darse para que una manifiesta sedición tumultuaria, con asedios y escraches a guardias civiles y policías nacionales, una declaración de guerra civil contra media Cataluña y el resto de España, tiene que quedar impune convirtiendo la sedición, retransmitida por televisión, con votación secreta en el Parlament. en una mera conspiración para la sedición, en una declaración de independencia “simbólica”, término utilizado ya por Carme Forcadell, y que ha sido pactado por las castas nacional y separatista, por el Gobierno y los sediciosos, a fin de que se revierta su decisión de encarcelar a Oriol Junqueras y a la pandilla rebelde.

Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquin Form, iniciando la revolución. /Foto: elconfidencial.com.

Me temo, y por eso mi humilde apoyo es más cerrado, que a usted le van a hacer la vida imposible, que le van a hacer tragar quina. Ya ha empezado el enjuague con la extraordinaria amabilidad y benignidad a quienes como Carme Forcadell han protag0nizado un golpe de Estado, expresión acertada que también han utilizado dirigentes del PP, como Xavier García Albiol. ¡Gratis sale en España dar un golpe de Estado y atacar a la unidad nacional! En el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena se encarna hoy, aquí y ahora, la indignidad nacional, la putrefacción atildada del sistema, en forma de enjuague y componenda. Se trata de cambiar hechos por palabras, de modificar la realidad y el ilícito penal, de forma que algo cambie para que todo siga igual. Todo lo tienen pactado.

Usted, Carmen Lamela, ha prestado un gran servicio a la causa del Derecho y de la Patria, porque sin Estado de Derecho la Patria desarmada no puede sobrevivir. Esto cierto que tiene usted detrás a la nación y espero que no se lo hagan pagar caro. Los patriotas no lo permitiríamos. Mientras España siga dando personas como usted, capaces e independientes, la causa de la nación no está perdida.

Exclusiva: El Gobierno pretende retirar el caso de sedición de la jurisdicción de Carmen Lamela

Operación contra Carmen Lamela: Forcadell acata el artículo 155 y califica de simbólica la DUI


OPINA EN RAMBLA LIBRE