Para acabar con la islamofobia



Manifestante en Barcelona. /Foto: rtve.es.

Miguel Sempere.

Al parecer, hay una tan intensa preocupación, que puede suponerse sincera, sobre la islamofobia, que en algunos sectores de la manifestación de Barcelona esa inquietud era superior al rechazo del terrorismo islamista que provocó la masacre de Las Ramblas y el atentado de Cambrils. Es preciso, pues, acabar con la islamofobia.

Desde luego, como tal no puede entenderse en ningún caso la autocensura o prohibición de cualquier crítica o debate sobre el islam, pues ello implicaría la eliminación de la libertad de expresión y no serviría más que para favorecer el inmovilismo.

Hay medidas que, servirían, desde luego, para acabar con eso la islamofobia:

1.- Que los musulmanes dejaran de matar y que dejaran de hacerlo invocando a Dios. Por mucho que algunos se empeñen, el hecho cierto es que nadie de ninguna confesión hace lo que hacen algunos musulmanes, y de manera tan cruel e indiscriminada. Bastaría con que fuera verdad eso de que el islam es la paz para que se acabara todo atisbo de islamofobia.

2.- Expulsar y deportar de manera inmediata a los integristas. Eso beneficiaría a la imagen de los musulmanes “moderados”. Francia acaba de expulsar a tres marroquíes y ha expulsado a un total de 51 desde que decretó el estado de emergencia. No parece ser suficiente, pero parece una buena línea.

3.- Prohibir toda financiación a las mezquitas por parte de Arabia Saudí que promueve la interpretación wahabista de El Corán, que es el sustrato del terrorismo islámico. Noruega lo ha hecho.

4.- Cerrar las mezquitas salafistas. Francia lo hace.

5.- Que todos y cada uno de los imanes firmen una declaración condenando el terrorismo y la utilización de Dios para fines criminales.

6.- Eliminar cualquier subvención a las mezquitas. Dedicar a eso los impuestos fomenta la islamofobia. Cada confesión debe autofinanciarse.

7.- Cerrar las fronteras a la inmigración ilegal, porque es ilegal, va de suyo, y dado que es toda ella musulmana, hasta que cesen el terrorismo islámico y la islamofobia.


OPINA EN RAMBLA LIBRE