Operación David



Sublevados en Valencia.

Diego Pappalardo. Director de Consultora Universum.

La Operación David sucede horas inmediatas  posteriores a las declaraciones del Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, H.R. McMaster. En ellas, el funcionario estadounidense, dijo que es improbable una intervención militar de los Estados Unidos en Venezuela.
McMaster no miente al afirmar ello. Estados Unidos no tiene la intención de intervenir militarmente de manera  clásica y directa, pero sí está presente de manera indirecta.

Es innegable que el régimen de Maduro es injusto y cruel y viene cometiendo graves torpezas en el liderazgo.
La Operación David no se propuso el derrocamiento de Maduro. Tiene como objetivo principal demostrar que también dentro de las fuerzas armadas y de seguridad hay disenso y rechazo a Maduro y al chavismo.

Su segundo objetivo es repotenciar el activismo de las fuerzas locales antichavistas. Su tercer objetivo es impactar más en los organismos regionales y en la ONU.
La Operación David, cuyos responsables en la superficie son el Capitán Caguaripano -Miembro de la Guardia Nacional-,Teniente Méndez Sánchez -Ejército- y el piloto Óscar Pérez, orientados por cuatro generales, no solamente abarca los sucesos de la jornada del 6A, sino también otros que se darán en las próximas horas.
Caguaripano y Méndez Sánchez estaban en el exilio.
Los miembros de la Operación David se llevaron pesados armamentos y usan el brazalete azul, tal y como lo había adelantado en su momento Oscar Pérez.
Los rebeldes de la Operación David pronto darán otro impacto.
Cabe destacar la falta de unidad en la oposición venezolana y que los verdaderos patriotas antiliberales y antimarxistas están activos y avanzando. Uno de esos grupos patriotas tiene la consigna “no somos la oposición, somos la resistencia”.


OPINA EN RAMBLA LIBRE