Intereconomía ha prescindido de Kiko Méndez-Monasterio por “motivos ideológicos”



Kiko Méndez-Monasterio. /Foto: martinparra.lagallaciencia.com.

Miguel Sempere.

Se ha llevado con ocultismo. Se ha hecho en fin de semana. Nada lo hacía previsible, pues Kiko (Méndez-Monasterio) se mostraba contento y satisfecho de su trabajo”, comentan a Rambla Libre fuentes de la redacción de La Gaceta, digital de Intereconomía. Según fuentes contrastadas y solventes, Intereconomía ha decidido prescindir de Kiko Méndez-Monasterio como director de La Gaceta “por motivos ideológicos”.

Según esas fuentes, Julio Ariza pretende “suavizar” la línea de La Gaceta. Se ha puesto él directamente al mando del digital -una vieja estrategia que ya hizo en su día en la revista “Época“-, con Rosa Cuerva-Mons, exredactora del semanario católico “Alba“, manteniéndola de segunda, tal y como estaba con Kiko Méndez-Monasterio.

La Gaceta tiene muchos problemas para conseguir publicidad de grandes cuentas e institucionales por su línea editorial e informativa”, apuntan fuentes publicitarias, que añaden que “apenas tiene anunciantes“. Se trataría, por tanto, de abandonar la línea “all-right” seguida hasta ahora, para ser aceptables por el sistema.

En ese sentido, las fuentes consultadas apuntan la puesta en marcha de una empresa, Hadoq, gestionada por Julen Ariza, primogénito del presidente de Intereconomía, definida como “red de sitios premium“, con la que se pretende agrupar las webs de Intereconomía y las creadas por el citado Julencomfilegal, dircomconfidencial, infovaticana…- para venderse a los anunciantes, sumando audiencia, pero ocultando la marca La Gaceta.


OPINA EN RAMBLA LIBRE