Marion Marechal Le Pen, pasión de madre



Marion Marechal Le Pen, referencia del FN francés. /Foto: Armstrong.economics.com.

Virginia Montes

La diputada más joven de la Asamblea Nacional, cuando algunos la situaban como una alternativa a su tía Marine Le Pen, como cabeza de un sector más identitario, Marion Marechal Le Pen ha mostrado una encomiable pasión de madre. No es frecuente que un político abandoné la vida pública, en un momento de éxito, y menos que lo haga por algo tan personal como dedicar más tiempo a su hija de tres años, por considerar que está en los años más frágiles, en los que más la necesita.

Marion, divorciada, siempre ha hablado poco de su vida personal. “Cuando miro a estos años últimos, me veo obligada a constatar de que he fallado a mi hija y que la necesito. Debemos afrontar primero los deberes hacia las personas de las que somos responsables, Si no se asumen los deberes hacia la pequeña nación que es la familia, no se puede servir correctamente a la gran nación. He decidido simplemente estar presente en estos años decisivos para mi hija, los más frágiles de su existencia”.

“He conocido los honores y el nivel de vida muy confortable que acompaña a la política. Eso me ha preservado de cierto número de dificultades e inquietudes a las que se enfrentan los franceses, aunque siempre he estado atenta a pisar el terreno, a no perder pie. Siempre he querido tener experiencia en el mundo de la empresa”

“Soy consciente de que es muy difícil dejar la política, pero me aterroriza la idea de terminar siendo uno de esos políticos cínicos dispuestos a cualquier traición con tal de mantener su renta. Es importante que los franceses vean que hay políticos dispuestos a renunciar a su status”.

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE