Losantos, justiciero

Luis Bru. Considera que la sentencia es una “vergüenza”: “¡Qué cosa tan cochambrosa! ¡Qué basura! ¿Para esto pago yo impuestos?”