La carga de la prueba contra Ignacio Aguado es abrumadora


Ignacio Aguado. /Foto: huffingtonpost.com.

Redacción.

Reproducimos el escrito presentado por Enrique de Diego en el Juzgado de Instrucción número 3 de Elche, dentro de la exceptio veritatis a la querella por injurias y calumnias presentada por el candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid:

Que por medio del presente escrito, en nombre propio, vengo a efectuar las manifestaciones siguientes:

Que con carácter complementario al escrito presentado el 25 de enero de 2019, adjunto cuatro nuevos documentos, que corresponden a publicaciones del diario El Mundo:

Documento 1.- El Mundo, 10 de abril de 2019: Concejales de Ciudadanos en Madrid denuncian que pagaron en 2015 por ocupar un puesto en las listas. Reproduce documento con membrete de Ciudadanos de Arroyomolinos con las cantidades que debía aportar cada candidato dependiendo del puesto que ocupaba en la lista. Declaraciones plenamente confirmativas de los concejales Horacio Rico de Alcobendas y Juan José González, Arroyomolinos. Se llegaron a pagar gastos de publicidad electoral de bolsillos privados.

Documento 2.El Mundo, 11 de abril de 2019: El ganador de las primarias de Ciudadanos en Móstoles denuncia que lo echaron por negarse a que se pagara por ir en la lista. Reproduce documento con membrete de Ciudadanos Móstoles en el que se indican las cantidades marcadas por la dirección de Ciudadanos para ir en la lista. Declaraciones contundentes de Pedro Benayas, ganador de las primarias, que luego fue rechazado al negarse a cometer tamaña ilegalidad.

Documento 3.El Mundo, 10 de abril de 2019:  Villegas niega los pagos de los concejales para ir en las listas: “Son serpientes de campaña”

Documento 4.– El Mundo, 12 de abril de 2019: El candidato de Cs en ‘Sanse’ admite que pagó de su bolsillo gastos de la campaña de 2015. Reproduce declaraciones del portavoz de Ciudadanos en San Sebastián de los Reyes, Madrid, Miguel Ángel Martínez Perdiguero confirmando que financió la campaña electoral pagando los anuncios en los autobuses.

Tales informaciones convierten en abrumadora la carga de la prueba respecto a que la dirección de Ciudadanos de Madrid montó una trama corrupta de financiación ilegal tipificada en el artículo 304 bis del Código Penal.

Se trató de una trama organizada en la que la dirección marcaba incluso las cantidades a abonar para sufragar los gastos electorales.

Se establecieron desde la dirección de Ciudadanos-Madrid dos criterios que se confirman en las declaraciones:

a)     Los concejales que resultaran electos habrían hecho las aportaciones “a fondo perdido”

b)    Los concejales que no resultaran electos recuperarían su dinero en prorratas en 36 meses de los concejales electos, posiblemente a través de las asignaciones institucionales a los grupos, lo que nos introduce en la malversación de fondos públicos.

Estas informaciones confirman abrumadoramente que hice bien mi trabajo de periodista, informando a la opinión pública, amparado en el artículo 20 de la Constitución, de hechos veraces, presuntamente delictivos, de relevancia pública, simplemente adelantándome al resto de medios, ofreciendo primicias y exclusivas. La única respuesta de Ignacio Aguado a El Mundo es que “esas informaciones son viejas”. Viejas, con referencia a las mías, o nuevas, lo importante son los hechos.

Resulta incomprensible que Ignacio Aguado presentara contra mí una querella por injurias y calumnias absurda, temeraria y delirante, que representa una artera utilización de la Justicia para intentar amedrentar a un periodista. Querella que me ha hecho pasar por un acto de conciliación y prestar declaración en calidad de investigado, provocando el natural desasosiego en mis familiares cercanos. ¿Quién me resarce de los daños causados por esta situación kafkiana? ¿Cómo se ha atrevido Ignacio Aguado a recurrir a la Justicia de manera tan inconsistente, solicitando cárcel para un periodista que ha informado con tanta veracidad?

Además solicito que se amplíe la prueba testifical a:

–         Horacio Rico. Ayuntamiento de Alcobendas. Plaza Mayor número 1, 28010 Alcobendas, Madrid.

–         Juan José González, Ayuntamiento de Arroyomolinos, Plaza Mayor, 1, 28939 Arroyomolinos, Madrid.

–         Miguel Ángel Martín Perdiguero, Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, Plaza de la Constitución, 1, 28701 San Sebastián de los Reyes, Madrid.

–         Pedro Benayas, Móstoles.

Suplico nuevamente al Juzgado: Que proceda de conformidad con lo solicitado.