Cósima Ramírez: Mi padre “no sabe muy bien dónde se ha metido”



Cósima Ramírez. /Foto: Gtres/vozpopuli.com.

Luis Bru.

Cósima, la hija de Ágatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez, considera que mi padre “no sabe muy bien dónde se ha metido“. Con referencia a su actual esposa indica que “eso de llamarle Pedro de repente…Esa es otra persona que nadie conoce. Una persona que se acaban de inventar“. Cósima dice que siempre estará en el bando de su padre, y que ya no le preocupa su madre porque está fenomenal.

En efecto, Cruz Sánchez de Lara ha rebautizado a Pedro J como Pedro a secas. Al fin y al cabo, ella se cambió el apellido. Ese nuevo Ramírez bajo el influjo de la abogada feminista está en el empalogoso y cursi reportaje-posado de Harper’s Bazaar, en la frase que comienza diciendo “Yo no soy nada mitómana“. Una contestación clara al libro El triunfo de Ágatha Ruiz de la Prada en donde se contiene la acusación fundada de mitomanía (capítulo 3). Luego dice: “Nunca vi a Pedro J, yo vi a Pedro, y eso ha sido lo que me ha posibilitado enamorarme de él como lo estoy. Jamás vi en él un personaje al que adorar”. Y a lo largo del reportaje se refiere a él como Pedro en varias ocasiones.

Cósima, que se encuentra en el Salón Internacional de Moda Flamenca (SIMOF), en Sevilla, ha opinado en Vanity Fair de la entrevista que su madre hizo en ‘Sábado Deluxe’: “Estuvo estupenda. La vi un poco nerviosa, porque todo el mundo le había dicho que ni se atreviese a ir. Pero ella, como mujer inteligente que es, con sodurante el programa, es que lo que interese a la gente sean los puntos morbosos, como esa insistencia con que si Pedro J esto o lo otro. Y lo de esas imágenes de la nueva pareja un poco bastante desagradables. Mi madre tiene infinidad de cosas mucho más interesantes que su vida personal, miles de aventuras, de anécdotas”, ha respondido en Vanity Fair.

Cósima Ramírez también ha opinado de su padre y de qué le parece lo que está haciendo, como protagonizar un reportaje empalagoso con Cruz Sánchez de Lara. Creo que no sabe muy bien dónde se ha metido, pero es que los hombres no tienen inteligencia emocional. Y yo… Pobrecillo, siempre voy a estar en el bando de mi padre. Espero que eso lo vea él”.También hizo referencia a la manera en la que la mujer de su padre se refiere a él, al que llama Pedro a secas. “Yo siempre le he llamado Pedro J., y bueno, le llamo padre, no papá. Pero eso de llamarle Pedro de repente…. Esa es otra persona que nadie conoce. Una persona que se acaban de inventar”.

Mi padre ha dicho que hemos tomado partido, pero para nada. Siempre he sido una niña de papá, y mi padre para mí es como mi gran defensor y mi gran todo. Yo sigo totalmente en el bando de mi padre, quizás he sido un poco dura con él, pero al que yo quiero defender es a mi padre, porque mi madre ya está mucho mejor, encantada, con mil amigos. Ya no estoy nada preocupada por ella”.

Mi madre ya está mejor, y yo estoy en el bando de mi padre pero con muchas peleas de por medio. Todo esto no está bien; es verdad que las cosas pasan, y que se podrían haber hecho de mejores maneras, pero ahora mi madre va a estar fenomenal y mi padre se ha metido el pobre en una situación que creo que es un poco un lío”.

La joven diseñadora sólo tiene elogios para su madre: “Está más guapa que nunca, y más divertida. Creo que la mujer liberada hoy en día vale mucho. De vez en cuando viene bien independizarse. Ella es una mujer fuerte, eso lo ve todo el mundo, y yo estoy muy orgullosa de ella”.

También habló de la buena acogida que tuvo el desfile que Ágatha realizó en la MBFWM el pasado viernes en la que una enorme bandera de España decoraba la pasarela. “Fue total. La gente se ha emocionado más que nunca. Creo que ha sido sobre todo por la bandera de España y el mensaje, que es que estamos todos desesperados por salvar un poco nuestra dignidad nacional. Hay que celebrar la españolidad y no pelearse por tonterías. Y la clase política no va a cambiar sólo porque sea catalana y no española. El problema es sistémico”.

En casa lo hemos vivido mucho todos. Aunque ahora mi madre está contenta de descansar un poco de la política, ella también ha vibrado mucho con este tema. Yo he tenido épocas de más interés y de menos. A veces es frustrante ver cómo funciona el sistema. Incluso cuando más se necesita, no hay liderazgo. Cuando pregunto a mis amigos políticos que cómo pueden no revelarse me contestan que el sistema es así. Incluso los jóvenes. Cuentan que no se puede cambiar y que para llegar lejos hay que hacer todo tipo de sacrificios, pierdes el interés por tu propio bien. Yo de pequeña quería meterme en política, pero no soy tan mártir”.

Estuve muy cerca de votar a Podemos, porque estaba en el mismo momento de frustración contra el sistema. Pero al final ha sido igual de decepcionante que muchos otros. También han tenido gente que se mete en la política como carrera personal de enriquecimiento y no como un sacrificio para hacer una labor cívica y por la nación. Es difícil encontrar gente dispuesta a ello”.


OPINA EN RAMBLA LIBRE