Serial (3): Cruz Sánchez de Lara, mitómana de Ágatha Ruiz de la Prada



La única foto en la que aparecen juntas Ágatha Ruiz de la Prada y Cruz Sánchez de Lara.

Enrique de Diego.

Numerosos indicios apuntan hacia la hipótesis de que Cruz Sánchez de Lara tiene un componente mitómano respecto a Ágatha Ruiz de la Prada. Se movió para recibir el mismo premio que Ágatha, el Woman Togheter, dos años después. El empresario colombiano, el polémico Carlos Mattos cuyo capital representa en El Español, es vecino de Ágatha en el Paseo de la Castellana. En los últimos años, Cruz Sánchez de Lara ha seguido los pasos de Ágatha mostrando un creciente interés por el mundo de la moda. No sólo es una adicta a la ropa cara, también aparece como amiga de la estilista Fiona Ferrer Leoni, con la que ha asistido a ferias. Inquietante, en la línea de la mitomanía, es que, de repente, a Cruz Sánchez de Lara se le despierta un interés inusitada por el mundo de la moda. Entabla amistad con el modisto de alta cultura, Santiago Bandrés, que, curiosamente, empezó a trabajar y se formó a las órdenes de Ágatha Ruiz de la Prada. Con él, asiste a la entrega de los premios T de Telva del año 2.012. La izquierdista radical Cruz quiere glamour. Telva es de Unidad Editorial, donde manda Pedro J. A esa fiesta, acude también con Carlos Mundy, amigo de Ágatha, y quien propone y consigue el premio Woman Togheter para Cruz. Ésta se mueve alrededor de Ágatha, se introduce en su mundo, la rodea.

Cuando el 29 de octubre de 2016, el periodista Pedro J Ramírez llevó al lecho de Ágatha Ruiz de la Prada el desayuno con hiel y engaño, la diseñadora ya había intuido que había otra, “esa tía”, como se ha referido, en tono despectivo, a la abogada Cruz Sánchez de Lara, en la vida de Ramírez. Tampoco le puso cara cuando escuchó el nombre de la mujer que había entrado de manera destructiva en la vida de su familia. Seguramente, escuchó su nombre e incluso le pudo ser presentada en la Junta de Accionistas de El Español, pero ese día acababa de aterrizar de un largo viaje y no le prestó atención. Seguramente, es el tipo de mujer en el que la diseñadora no se fija.

Sabía, eso sí, que había una abogada representando al abogado colombiano, Carlos Mattos. Hoy, Rambla Libre ofrece un testimonio gráfico espectacular: la única foto en la que aparecen juntas, posando en grupo, Ágatha Ruiz de la Prada y Cruz Sánchez de Lara a las que el destino las volvería a poner frente a frente de manera tan traumática y polémica.

Otra instantánea para la historia.

Se trata de la entrega de los premios Woman Togheter 2012. Premios que desde 1996 se entregan a quienes promueven “la adopción de valores éticos, filosóficos, morales, científicos y culturales que dan apertura a nuevos horizontes para el futuro de la humanidad“. Ágatha Ruiz de la Prada lo había recibido dos años antes, en 2010.

Foto de familia de los premiados 2012.

La nota de El Mundo relativa a los premios de 2012 reseñaba: “Como en ocasiones anteriores Rania de Jordania, Angelina Jolie o Hillary Clinton, Charo Izquierdo acudió a la sede neoyorquina de la organización miembro del ECOSOC (Economic and Social Council) para participar en la ceremonia de entrega junto a otras destacadas personalidades del panorama mundial. Eileen Rockefeller, empresaria y filántropa fundadora de cinco ONG; Dorotea Liguori, una de las directivas más importantes del mundo volcada en el apoyo de la infancia en África; Ana Kreis, responsable de la expansión de la prestigiosa escuela musical Berklee de Boston a ValenciaLuca Lancini, arquitecto especializado en sostenibilidad; Sonia Nassery Cole, activista por la libertad en Afganistán; Luz Miriam Toro, defensora del arte precolombino y Cruz Sánchez de Lara, abogada especializada en cuestiones de género, completaron la lista de premiados. Así como las organizaciones AccionaMewar Charitable Foundation (Fundación benéfica maharaní) y el edificio Empire State que también vieron recompensados sus esfuerzos en la categoría institucional de esta edición dedicada al desarrollo”.

Joana Caparrós Masip.

Joana Caparrós Masip

El alma de los premios es Joana Caparrós Masip. Nació en Barcelona en 1948, toda su infancia transcurrió en Marruecos, conviviendo con judíos, árabes y cristianos, lo que fue forjando su inquietud por la tolerancia y la unión de culturas que ha marcado toda su vida. Joana Caparrós Masip es Licenciada en Magisterio y Pedagogía por la Universidad de Granada, Joana Caparrós amplió sus estudios en Italia y en Barcelona en educación especial. En 1968 regresa a su ciudad natal donde constituye una escuela infantil que dirige durante una década. Durante este periodo, es nombrada Coordinadora Estatal de Escuelas Infantiles en España y participa en el grupo de trabajo del desarrollo de la LODE.

Es en el periodo comprendido entre 1987 a 1992 cuando se focaliza en una campaña por la reconciliación de las tres culturas monoteístas, especialmente en la cultura de paz árabe-israelí, y centrada en infancia y juventud, culminando con la Conferencia de Paz celebrada en Madrid en 1993. A partir de entonces, el trabajo de Joana Caparrós fue ampliando estos valores de igualdad en todos los sentidos incorporando a la mujer y a otras zonas del mundo, vinculando no solo la educación si no también la música y el arte como un lenguaje universal.

La sugerente hipótesis de Eva al desnudo

Como se lee en la reseña de El Mundo, los méritos de Cruz Sánchez de Lara son escuetos y genéricos: “abogada especializada en cuestiones de género”. Otra de las premiadas fue Charo Izquierdo, directora de Yo Dona, un suplemento de El Mundo y fue El Mundo el único medio que facilitó información de un evento que tiene lugar en instalaciones de Naciones Unidas. Este capítulo bien podría titularse de Villanueva de la Serena a Nueva York. ¡Nunca Cruz había llegado tan lejos en su capacidad camaleónica para las relaciones públicas y el curriculum de diseño en la corrección política!

Ágatha Ruiiz de la Prada en una edición anterior, junto a Joana Caparrós.

Ágatha Ruiz de la Prada ha transmitido, en ocasiones, a su entorno que tiene la sensación de que Cruz Sánchez de Lara rondaba desde hacía tiempo; que, en algunos aspectos, otra sensación inquietante es que “esa tía” trata de suplantarla. Y no faltan quienes califican a Cruz de “mitómana“. Emerge aquí la sugerente hipótesis de un remake real de “Eva al desnudo”, la magnífica película de Joseph L Mankiewic en la que el personaje de la trepa farsante interpretado por Anne Baxter suplanta al personaje maravillosamente interpretado por Betty Davis. ¿Rondaba Cruz a Ágatha desde 2012? Muchos indicios apuntan en la dirección afirmativa.

Cruz Sánchez de Lara con Fiona Ferrer Leoni.

Pedro J Ramírez no asistió a la entrega de los premios Woman Togheter 2012. Aunque allí estaba El Mundo y sólo El Mundo, con la presencia estelar de la directora de Yo Dona. Fuentes solventes señalan a Rambla Libre que Cruz Sánchez de Laraentró con calzador” entre los premiados y que la propuesta vino de un tal Carlos Mundy, al que describen como “un personaje un poco raro, buena gente pero despistado“.

¿Cuándo se conocieron Pedro J Ramírez y Cruz Sánchez de Lara? Tenemos la versión de ella: se conocieron a principios de 2015 cuando el periodista buscaba financiación para El Español. Ella lo puso en contacto con un cliente suyo –Carlos Mattos– que invirtió en el proyecto algo más de 900.000 euros. “Me comprometí mucho antes con El Español que con Pedro, antes con el león que con su director” y asegura que su relación solo fue profesional hasta que 15 meses más tarde comieron a solas.

Cruz Sánchez de Lara en los Premio T de Telva, 2012, a los que asistió con Santiago Bandrés y Carlos Mundy.

Cruz Sánchez de Lara ha dicho bastantes mentiras sobre su vida, como veremos más adelante en este serial, como para creerla a pies juntillas. Por de pronto, no parece lo más lógico que una abogada feminista, con fuertes conexiones en el PSOE, de la línea de Bibiana Aído, proaborto como derecho, mostrara tanto interés en apoyar a un periodista que, hasta fechas cercanas, había hecho bandera de una derecha liberal, progresista, pero sin el radicalismo que ha imprimido a El Español, hasta parecer más la hechura de Cruz que de Ramírez. ¿Desde cuándo rondaba Cruz Sánchez de Lara? Sabemos que Pedro J Ramírez se mostró encantado de que a Mattos le representara su abogada. Y que esa abogada no era de la línea tradicional de Ramírez. Todo indica que trataba de suplantar a Ágatha Ruiz de la Prada levantándole al marido, como apuntan varias fuentes. Es probable que se hubiera llegado a convencer de que el éxito de Ágatha Ruiz de la Prada era una especie de proyección de Ramírez. Nada más lejos de la realidad.

Cruz Sánchez de Lara, en Broadway,. para asistir a un musical, al que los neoyoquinos van en vaqueros.

Ahora toca ir a Cáceres para conocer la relación de Cruz con su primer marido Juan Carlos Iglesias Toro.

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE