Macron quiere imponer la censura con la excusa de las “fake news”



Totalitarismo mediático. /Foto: disparamag.com.

Virginia Montes.

Ataque contra la libertad de expresión, así han recibido los medios de comunicación la ocurrencia de Emmanuel Macron de establecer una legislación contra las “fake news“, las noticias falsas, a las que considera el principal peligro presente contra las democracias.

Se trataría de una “dulce censura” que querría instaurar contra el nuevo enemigo que amenaza a nuestras frágiles democracias, como si la prensa tuviera como misión proteger a las “democracias liberales“, de las que Macron se sitúa como el nuevo líder, frente al “populismo”. Se trataría, incluso, de entrar en el lenguaje y establecer palabras adecuadas. Pero no son las “fake news” las que amenazan a las democracias liberales, sino la sumisión de los medios a lo periodísticamente correcto.


OPINA EN RAMBLA LIBRE