Tonto del año: Carles Puigdemont



Carles Puigdemont. /Foto: heraldo.es.

Redacción.

La Redacción de Rambla Libre ha tenido un intenso debate para conceder el tradicional premio de tonto del año. A la final han llegado Carles Puigdemont y Pablo Iglesias, tras descartar a Gabriel Rufián por inconsistente y porque seguramente le gustaría la concesión y no es cuestión de darle satisfacción. Pablo Iglesias ha hecho méritos sobrados: presentó una moción de censura de la que ya nadie se acuerda, las mujeres del grupo de Podemos bajan y suben dependiendo de su posición en su alcoba, lo que, por aquello de que lo que realmente ofende es la verdad, tiende a tildarse de machista y se ha perdido en sus espirituosos mantras del derecho a decidir y la plurinacionalidad, lo que está llevando a Podemos a una galopante marginalidad.

Pero, en la votación final, ya ha habido un consenso completo y se ha votado por unanimidad la concesión del premio tonto del año a Carles Puigdemont. En su afán por pasar a la historia, ha montado un auténtico tebeo. Ha conseguido que buena parte de su gobierno pase por la cárcel y el resto ande huido; que esté en prisión su vicepresidente, Oriol Junqueras.

Otros logros de este completo tonto han sido la salida de Cataluña de las sedes sociales de CaixaBank y Banco Sabadell y otras tres mil empresas, muchas de ellas propiedad de conspicuos sediciosos.

En un gesto de cobardía, Puigdemont se ha fugado a Bruselas, jugando al exilio dorado. Tras una vida de separatista subvencionado, Puigdemont es tan tonto porque ha entrenado.


OPINA EN RAMBLA LIBRE