Una eurodiputada gallega pone en evidencia el negocio criminal de las vacunas



La eurodiputada Lidia Senra. /Foto: elconfidencial.com.

Luis Bru.

La eurodiputada gallega de Izquierda Plural, Lidia Senra ha puesto el dedo en la llaga respecto a los efectos perversos de las vacunas que muchas fuentes sitúan relacionadas, por ejemplo, con el incremento del autismo. Se trata de uno de los mayores negocios de las farmacéuticas, sector que mueve más dinero que el tráfico de armas.

Las críticas a las vacunas forman parte de una pregunta formulada por la eurodiputada el pasado agosto, aunque no se conoció hasta esta misma semana. Su introducción deja clara la opinión de Senra al respecto: “Las vacunas contienen aluminio, escualeno, antibióticos y polisorbato, entre otros componentes. Asimismo tienen efectos colaterales, contraindicaciones y muchos efectos secundarios y adversos que pueden aparecer después de la vacunación, llegando en algunos casos a provocar la muerte”.

Tras esa introducción, insta a la Comisión no solo a “garantizar que las familias y el personal sanitario reciban información sobre todos los efectos secundarios” que pueda producir cada componente de las vacunas, o a que se instaure un “cuestionario prevacunal” y un “consentimiento informado”. Senra va más allá cuando reclama garantías de que “ningún Estado miembro debería obligar a la población a someterse a una práctica de riesgo” y que la vacunación “no sea obligatoria en ningún Estado”, dado que “nadie ha podido demostrar su seguridad“.

De inmediato, se ha iniciado una campaña de demolición de la eurodiputada, de quienes se la dan de científicos y no son más que corruptos pagados por las farmacéuticas.


OPINA EN RAMBLA LIBRE