Kurtz cede seis carteras al FPÖ: Austria se posiciona contra la inmigración y el islamismo



Alexander van der Bellen, Sebastian Kurtz y Heinz-Christian Strache. /Foto: lavanguardia.com.

Virginia Montes.

Sebastian Kurz, del Partido Popular, será el jefe de gobierno de Austria en pacto con el FPÖ de Heinz-Christian Strache, que será vicecanciller y ministro de Funcionarios y Deportes. El FPÖ controlarán seis ministerios, algunos de los más importantes, como Exteriores, Defensa, Interior, Asuntos Sociales, Sanidad e Infraestructuras.

Austria adopta una posición clara contra la inmigración ilegal y el islamismo. De hecho, el nuevo ministro del Interior, Herbert Kickl, secretario general del FPÖ, ha sido el responsable de las últimas campañas electorales marcadas por un discurso claramente identitario.

Los populares controlarán en el nuevo ejecutivo la cancillería federal y siete ministerios. Los populares ocuparán Asuntos Europeos y Cultura; Mujeres, Familia y Juventud; Justicia y Reformas; Educación y Universidades; así como Agricultura y Medio Ambiente.

Por su parte, Karin Kneissl, de 52 años de edad, será la nueva ministra de Exteriores de Austria. Aunque no milita en el FPÖ, en los últimos tiempos se ha ido acercando a la formación, con la que comparte, por ejemplo, muchos de sus principios de rechazo a la llegada de refugiados.

Experta en Oriente Medio –habla árabe y hebreo- durante la crisis de los refugiados de 2015, Kneissl insistió en que el 80% de quienes llegaban a Europa son en realidad “refugiados económicos” y jóvenes que no lograban encontrar esposa al no tener empleo ni vivienda y, por tanto, no alcanzaban “el estatus de hombre en una sociedad tradicional”.

El ultranacionalista FPÖ, socio del Partido Popular austríaco (ÖPV) en el nuevo Gobierno presentado este sábado, descartó que se vaya a celebrar en el futuro un referéndum sobre la salida del país de la Unión Europea (UE). “Una votación sobre la salida de la Unión Europea queda explícitamente prohibida”, aseguró el líder del partido, HeinzChristian Strache, durante la presentación del programa de Gobierno junto al nuevo canciller.


OPINA EN RAMBLA LIBRE