Escándalo: La Policía sólo ha detenido a uno de los agresores y tramita una tardía expulsión de Rodrigo Lanza



Luis Bru.

En el año 2013, 14 patriotas interrumpieron durante un minuto un acto sedicioso organizado por la Generalitat de Cataluña, con el equipo de gobierno que ha propiciado un golpe de Estado, y fueron detenidos en 24 horas, en medio de una escandalera teledirigida desde el Ministerio del Interior. Esos 14 patriotas han sido condenados a penas de entre 4 y 5 años, los mismos años que cumplió Rodrigo Lanza por dejar tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona.

Ahora, el Cuerpo Nacional de Policía y el Ministerio del Interior están haciendo el ridículo. Por de pronto, tras la brutal agresión que ha llevado a la muerte a Víctor Laínez en la noche del viernes de la pasada semana, la detención de Rodrigo Lanza sólo se produce el domingo, a pesar o por ser una persona conocida de la ultraizquierda y del ámbito de Podemos, jaleado por el teniente de alcalde del Ayuntamiento, Alberto Cubero, asistente a sus charlas, y el secretario general de Podemos, Nacho Escartín, lo trató como un héroe y una pobre víctima.

No sólo ha sido el cobarde Rodrigo Lanza el que agredió cobardemente por la espalda a Víctor Laínez. El podemita acudió al bar Tocadiscos acompañado por otro hombre y dos mujeres. Con una escandalosa lentitud, no es hasta el lunes cuando se interroga al otro hombre, al que se deja de inmediato en libertad, sin ni tan siquiera entrar en calabozo, con una genérica referencia a la denegación de auxilio. De las dos mujeres sólo se afirma que han sido identificadas. Diversas fuentes afirman que al caer al suelo Víctor Laínez fue pateado por el grupo.

Los cuatro componentes de la horda podemita no conocían de nada a Víctor Laínez. No fueron a buscarle. Su reacción violenta y, al final, asesina, se produjo lisa y llanamente por el mero hecho de que Laínez lucía los colores de la bandera de España en sus tirantes.

¿Por qué no se detiene a todos los miembros del grupo? ¿No mostraron todos una evidente carga de odio contra una persona por llevar los símbolos nacionales? ¿Hicieron algo por auxiliarle? ¿Llamaron a una ambulancia, a la Policía? ¿Por qué este grado de impunidad?

Por otra parte, la Policía Nacional -¡a buenas horas!- ha iniciado este miércoles el expediente de expulsión de Rodrigo Lanza. La Jefatura Superior de Policía de Aragón explica que se trata de un trámite habitual en los casos de ciudadanos extranjeros residentes en España que cometen un delito tipificado como grave o muy grave en el Código Penal. Se incoa ahora, pero su aplicación no es inmediata, porque la expulsión se materializaría cuando cumpliera la condena que le sea impuesta en sede judicial. Y ¿por qué no se hizo cuando dejó tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona? ¿Por qué seguía en España un personaje de esta calaña?


OPINA EN RAMBLA LIBRE