Donald Trump cumple su promesa: Reconoce Jerusalén como capital de Israel



Donald Trump, firmando la decisión. /Foto: elpais.com.

Virginia Montes.

Fue una promesa electoral y Donald Trump la acaba de cumplir. Considera que ha llegado el momento de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, trasladando a esa ciudad la Embajada de los Estados Unidos. “Estamos aceptando lo obvio. Israel es una nación soberana y Jerusalén es la sede de su Gobierno, Parlamento y Tribunal Supremo”, ha sentenciado Trump.

Se trata de un hecho histórico, como ha resaltado Benjamin Netanyahu. Una decisión que ha levantado fuertes críticas en el mundo árabe y Hamas ha prometido acciones violentas. Para Trump, “Jerusalén es el corazón de una de las más exitosas democracias del mundo, un lugar donde judíos, musulmanes y cristianos pueden vivir según sus creencias. En 1995, el Congreso aprobó por abrumadora mayoría reubicar ahí la embajada y desde entonces todos los presidentes han aplazado la decisión por miedo a afectar las negociaciones de paz, pero décadas después no estamos más cerca del acuerdo. Este es un paso largamente postergado que permitirá avanzar en el proceso y trabajar en la consecución del pacto”, ha dicho el presidente.

Durante años, hemos mantenido la ambigüedad para facilitar el proceso, pero ahora consideramos que la localización física de la embajada no es materia de un acuerdo y que, en todo caso, no cambia en nada nuestra política en la zona”, detalló un portavoz de la Casa Blanca.

La decisión no cambia la postura a favor de un acuerdo de paz con dos estados, pero desde luego marca un hito, a pesar de las voces que indican que Jerusalén es un punto demasiado caliente. Nadie puede decir que Trump no esté legitimado democráticamente en la decisión, puesto que fue una promesa electoral.


OPINA EN RAMBLA LIBRE