Llarena, una de cal y otra de arena



Pablo Llarena. /Foto: diariodeburgos.es.

Luis Bru.

Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat, Joaquim Forn, exconseller de Interior, y los líderes de la ANC y de Omnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart seguirán en la cárcel, según la decisión del magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, quien percibe posibilidad de reiteración de delito aunque descarta el riesgo de fuga. El resto de exconsellers pueden ser puestos en libertad si satisfacen una fianza de 100.000 euros y tendrán que presentarse semanalmente en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. /Foto: 20minutos.es.

El magistrado distingue entre la conducta de la Mesa del Parlament, que desatendió reclamaciones judiciales, y la de los miembros del Govern que tuvieron una posición activa. El juez individualiza las actuaciones de los querellados y, en el caso de Junqueras, Forn, Sànchez y Cuixart, entiende que “sus aportaciones están directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”. En ese sentido, recuerda varias actuaciones violentas como el “asedio” por decenas de miles de personas a una comisión judicial que registraba la Consellería catalana de Economía en Barcelona.

El riesgo de reiteración de sus conductas -añade el magistrado- impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable, no sólo su convivencia social o familiar, así como el libre desarrollo económico y laboral, sino la propia integridad física”.


OPINA EN RAMBLA LIBRE