El programa del comensal gorrón, estrella de un Noticias 12 mediocre



Pedro Nuño de la Rosa. /Foto: esturisua.com.

Josep Sansano.

En los tiempos de Master Chef, Noticias 12 ha vuelto a un formato antiguo y rancio, en el que un señor se sienta a la mesa y le van poniendo platos para que los degluta ante el público. Hubo en su día un homeless que en se instaló en la entrada de la sede de un medio de comunicación, a la hora de almorzar, se dirigía, con traje y corbata, a un restaurante de lujo cercano afirmaba haber quedado con cualquier comunicador conocido del medio en cuestión y pedía lo mejor de todo. Al finalizar la degustación, sorprendía a todo el personal negándose a pagar. El formato es similar, sólo que, en este caso, se supone que el restaurante paga a la cadena y a Pedro Nuño de la Rosa que es él que ejerce ante la audiencia de a modo de gorrón comentando lo sabrosos que son los platos.

Noticias 12, que generó algunas esperanzas en Alicante, se ha hundido manifiestamente en la mediocridad. Alicante es una ciudad emprendedora, moderna y avanzada que se merecía una televisión distinta, más propia de aficionados de alguna localidad tercermundista. Se han eliminado, incluso, los debates, para quedarse únicamente con el omnipresente Pedro Nuño de la Rosa, que también ha reiventado el viejo formato de opinar de todo sin saber de nada; lo mismo da lecciones este viejo comunista glotón da lecciones sobre violencia de género que sobre el sexo de los ángeles, aburriendo hasta el hastío al personal.

En el fondo, hace un gran servicio a la izquierda alicantina, porque intentando Noticias 12 servir al PP, lo que hace Noticias 12 es hundirlo, como una especie de venganza sarracena de la directora Laura Rodríguez por no haber accedido a la alcaldía de Almansa. Con las licencias presuntamente caducadas y en la alegalidad, Noticias 12 se deteriorar por momentos dando de comer a dos carrillos a Nuño de la Rosa, para oprobio y vergüenza generales, mientras su cuate Blas de Peñas, el periodista sin títulos, anda entre la Romania y las Españas.


OPINA EN RAMBLA LIBRE