Ecocidio en Indonesia para producir aceite de palma



Cultivo de Palmera Africana en Indonesia.

Miguel Sempere.

TVE ofreció ayer, en su programa “En portada“, un esclarecedor reportaje sobre el “ecocidio” que se ha llevado y se está llevando a cabo en Indonesia para producir aceite de palma, un producto con una concentración de gradas saturadas superior al 50%, que ha invadido a todo el sector alimentario, amenazando la salud de la población española y mundial. Un tercio de la selva de Indonesia, y la mitad de la de la isla de Bormeo, ha sido destruida mediante incendios, que en 2015 fueron devastadores, para implantar el monocultivo de la palmera africana.

Deforestación mediante incendios provocados.

Cinco megacorporaciones han llevado a cabo, con enormes beneficios económicos, esta derofestación masiva, que diversas organizaciones quieren que se tipifique como delito de “ecocidio“, un proceso por el que el hábitat es cambiado de manera completa. Los incendios de 2015 y en sí la destrucción de la selva indonesia constituye la mayor aportación al calentamiento global, según los expertos.

El documento televisivo mostró como las poblaciones indígenas han sido desposeídas de sus tierras, y los derechos de las minorías indígenas ya no importan, en una ambientación de completa corrupción de las autoridades locales.

La deforestación para producir aceite de palma cambia el ecosistema. /Foto: primatologia.com.

El cambio total de ecosistema ha llevado al orangután a la situación de peligro de extinción.

Procesos similares de deforestación masiva han sido llevados a cabo en Malasia, Nueva Guinea y Vietnam. Según el programa, el 50% de los productos del supermercado contienen aceite de palma, que obtura las arterias, provoca obesidad, eleva las enfermedades cardiovasculares, provoca çáncer y favorece su metástasis y daña el ADN. Sin embargo, Rambla Libre ha podido comprobar que se porcentaje oscila entre el 70 y el 80% y está presente en los alimentos de los bebés, como los potitos de la marca Hero, en los desayunos de cereales como los de la marca Kellog, antes una garantía de cuidado de la salud, y todo cuanto contiene chocolate como las galletas Oreo y los huevos Kinder, así como en casi todos los ultracongelados, como las pizzas de Casa Tarradellas.


OPINA EN RAMBLA LIBRE