Escándalo: Hero envenena a los bebés españoles con aceite de palma



 

Luis Bru.

Es un absoluto escándalo, consentido por el Ministerio de Sanidad, del que es titular Dolors Monserrat. La marca Hero, entre otras, trata sus potitos con aceite de palma lo que conlleva envenenar a los bebés con grasas saturadas, que el cuerpo humano no está preparado para eliminar, y que disparan la obesidad, multiplican las enfermedades cardiovasculares, provocan cáncer, favorecen la metástasis y dañan el ADN, cuestiones reseñadas por la Agencia Europea de la Alimentación.

 

Desde el nacimiento, desde la más tierna infancia, empieza un envenamiento, fruto de la avaricia de las megacorporaciones alimenticias, que ha invadido toda la cadena alimenticia, y que también entra por la carne pues los animales de granja son actualmente alimentados para su engorde con aceite de palma y con piensos tratados con aceite de palma.

El caso de los bebés -al igual que los niños, con productos letales como las galletas Oreo, los huevos Kinder, Nocilla y Nutela, que contienen el 20% de aceite de palma- es especialmente grave y sangrante pues no tienen capacidad de elección, y son envenenados por la falta de información o la negligencia de sus madres y padres. También es grave que una marca que ha presumido siempre de productos naturales haya llegado a tal degradación moral, sin importarle la salud de los más indefensos.

Aceite de palma: Genocidio alimentario que dispara la obesidad y daña el ADN

La batalla decisiva contra el aceite de palma: el veneno globalizador del paradigma liberal

Aceite de palma: el veneno de cada día, también en los piensos para el ganado

 

Nestlé convierte el chocolate en veneno con aceite de palma

El aceite de palma destruye el Planeta

La globalización mata: El aceite de palma dispara el colesterol LDL


OPINA EN RAMBLA LIBRE