Ultimátum de Miguel Bernad a Ignacio Escolar: O rectifica o querella



Miguel Bernad. /Foto: ramblalibre.com.

Miguel Sempere.

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, fue y viniendo siendo objeto de una persecución por el sistema, que sin indicios ni pruebas, le llevó a estar ocho meses en prisión preventiva. Esa persecución político-judicial también se ha completado con otra mediática, en la que no se respeta la presunción de inocencia. Miguel Bernad -considera que ha sido un “preso político“- ya ha llevado a los tribunales a uno de esos chacales de la casta, Javier Chicote, de Abc. Ahora, tras ser acusado por periodistas de El Diario de haber extorsionado o intentado extorsionar a Ana Patricia Botín, da un ultimátum a Ignacio Escolar: o rectifica o habrá querella.

En declaraciones a Rambla Libre, Miguel Bernad califica la información de eldiario.es de “auténtica calumnia. Ha vulnerado la presunción de inocencia, la dignidad y ha dañado mi imagen“. Lo que se pretende es “continuar mi criminalización y la de Manos Limpias, vertiendo todo tipo de falsedades, injurias y calumnias”.

Ignacio Escolar. /Foto: ara.cat.

Se trata de “un juicio paralelo” realizado “por los medios de comunicación del sistema o afines”, en relación directa con “las cloacas del Estado” que “en mi caso, presuntamente tienen nombre y apellidos”Miguel Bernad se define “como un disidente del sistema corrupto que me ha convertido en preso político”. 

Para el secretario general de Manos Limpias, “Rambla Libre representó y representa la independencia en su información”. Rememorando su etapa en la cárcel, afirma que Rambla Libre “fue el único medio que informó objetiva y verazmente, mientras era sometido a una criminilización feroz y despiadada”.

Sobre el digital de Ignacio Escolar, considera que “carece de credibilidad y de rigor, lanzando informaciones sin contrastar y ofreciendo a sus lectores seriales morbosos para aumentar su audiencia”.

Al ultralacayo Ignacio Escolar, suplantador de Ana Patricia Botín

Caso Botín: Repaso al ultralacayo Ignacio Escolar y cuatro fiscales

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE