Rajoy, engaña, traiciona y prevarica



Enrique de Diego.

Mariano Rajoy ha expuesto con minuciosidad la deslealtad delictiva de Carles Puigdemont y la trama sediciosa catalana y dice que ha activado el artículo 155. Mentira cochina. Miente más que habla. Engaña a conciencia. ¿Dónde está Carles Puigdemont? ¡En su despacho! Si se hubiera activado el artículo 155 habría un delegado del Gobierno en la presidencia de la Generalitat, tras la preceptiva votación en el Senado. Aquí hay un juego de mentiras y está todo pactado para la infame traición.

Ahora se perderá el tiempo y se engañará con lo de la mediación. Que si la mediación tiene que ser europea, que si no somos Yugoeslavia, que si nos bastamos nosotros…Hay que entretener a este pueblo al que directamente se ha pasado a despreciar.

Tras el 95% de su Parlamento, zahiriendo a los sediciosos, el otro 5% ha sido para desvelar, lo justo, la traición: a) va a negociar, está dispuesto a negociar; b) va a reformar la Constitución, que no es inmutable, pero que hasta ayer era fundamental y clave, pero que ahora se va a negociar entre los dos grandes partidos y, por supuesto, no se va a someter a referéndum la reforma constitucional, porque van a vender que es “limitada” o “parcial” y que basta con que voten ellos, que con los dos tercios de la Cámara es suficiente y los tienen.

Sí, Albert Rivera, Rajoy está prevaricando. Despabila, porque es un traidor. Rompe todo lazo con él y su partido. Cuanto antes. La traición va a ir rápida y es de una suciedad infinita.


OPINA EN RAMBLA LIBRE