Sajonia marca el futuro de Alemania



Alexander Gauland y Alice Weidel, ganadores. /Foto: lavanguardia,.com.

Virginia Montes.

¿Podría ser, en el futuro, Alternativa por Alemania el partido más votado y, a pesar del malditismo actual, formar Gobierno? La respuesta inequívoca es sí: Sajonia marca la orientación del futuro. El terremoto político de la irrupción de Alternativa por Alemania en el Bundestag tiene su epicentro en Sajonia donde Alternativa por Alemania se ha ido al 27%, primera fuerza política, seguida con el 26,9 por la CDU de Ángela Merkel. En algunos distritos, los identitarios han escalado hasta el 35,5%. Los resultados son aún más significativos si se los compara con los obtenidos en las elecciones del länder, en las que AfD obtuvo el 24,2%. Es decir, han incrementado significativamente los apoyos. Están en ascenso.

Además, la CDU en Sajonia ha oscilado en sus posiciones hacia las de la AfD y se posiciona con claridad contra la islamización de Alemania. AfD centra el debate y es la fuerza en torno a la que giran las ideas. La socialdemocracia literalmente ha desaparecido de Sajonia.

Una de las claves de este éxito está en la acción del movimiento social Pegida (Patriotas Europeas contra la islamización) que se manifiesta todos los lunes en Dresde y que ha ido condicionando la agenda política y desarrollando una estrategia de extensión de las propuestas hasta catalizar un estado de opinión pública. “El islam no es parte de Alemania“, resume el consenso en Sajonia. AfD ha demostrado, además, contar con cuadros preparados, con profesionales jóvenes y de media edad. Sajonia no es la excepción, sino la vanguardia que marca el rumbo.


OPINA EN RAMBLA LIBRE