La esposa de Pedro J Ramírez, una ultrafeminista de Zapatero y Bibiana Aído, que manda en El Español



La foto con la que oficializaron su relación. /Foto: twitter.com.

Miguel Sempere.

Se ha hecho una biografía edulcorada, de aliño, de la esposa de Pedro J Ramírez, Cruz Sánchez de Lara, incluso se la ha calificado de la “Amal Clooney” española: abogada especialista en derechos humanos y violencia de género, una mujer “comprometida“, “activa socialmente” y que habla de ética. La realidad es más sórdida o, cuanto menos, más pedestre. Cruz Sánchez de Lara es una ultrafeminista de la línea Zapatero y Bibiana Aído, con los que tuvo su época dorada, que se mueve en asociaciones altamente subvencionadas y que milita en la corrección política en ámbitos tan directamente socialistas como la Federación de Mujeres Progresistas. Con Bibiana Aído colaboró en el proyecto “Objetivo 15: equilibrio en los consejos de Administración”.

Si se tiene en cuenta el alto nivel de influencia adquirido sobre el Pedro J de 65 años se entienden los cambios experimentados en la línea de su digital que ha sido definido por el prestigioso periodista Eulogio López como “ultrafeminista, homosexualista y cristianófobo“. Se comprende también parte del fracaso de El Español, un diario que, en ocasiones, ha hecho causa común con el separatismo catalán.

Cruz Sánchez de Lara, según fuentes solventes, militó en el PP en su etapa extremeña, por vínculos familiares. Entonces estaba casada con el abogado Juan Carlos Iglesias Toro. El divorcio fue traumático, recibió 61.000 euros. Cruz se trasladó a Madrid, donde un relato judicial asevera que “pasó penurias económicas” y denunció a su ex por maltrato habitual o maltrato psicológico, lo que se dirimió en los Juzgados de Cáceres y se sustanció en una condena de 1 año. Cruz Sánchez de Lara, que parece tener cierta tendencia a mentir o al menos desfigurar, ha hablado de tres condenas por malos tratos, pero es sólo una. Juan Carlos Iglesias se vino abajo -es hoy un hombre enfermo y arruinado- mientras Cruz Sánchez de Lara empezó a subir. Juan Carlos renunció a las visitas de su hijos porque temió que Cruz le volviera a denunciar -orden de alejamiento a 200 metros- y eso terminará implicando su ingreso en prisión.

Cruz Sánchez de Lara. /Foto: elpais.com.

Abriéndose paso en Madrid de la mano del PSOE

En Madrid, Cruz Sánchez de Lara se abrió paso de la mano del PSOE, de los sectores más radicales y subvencionados del feminismo, a través de la especialización en la violencia de género, una de las líneas fuerza del gobierno Zapatero y del Ministerio de Bibiana Aído, con la que colaboró en varias iniciativas. Según la definen los que la han tratado, Cruz Sánchez de Lara es una mujer ambiciosa que gusta de relacionarse con el poder. Contacta con Yolanda Besteiro, concejala socialista de Alcalá de Henares, con Amparo Rubiales, preisdenta del PSOE andaluz y con gran influencia, con Cristina Almeida y con la psicóloga Covadonga Naredo, directora del departamento de violencia de género de la Federación de Mujeres Progresistas, en cuyo departamento Cruz Sánchez de Lara pasa a ser directora del departamento jurídico de violencia de género. Un reportaje de El País presenta a ambas como “el equipo“. Covadonga Naredo declara como perito en los juicios de Cruz con su ex esposo y también en los referidos a Jesús Muñoz, al que su ex pareja llega a presentar hasta siete denuncias falsas. Es un comportamiento censurable éticamente, pues existe una relación profesional entre Cruz y Covadonga Naredo que mediatiza sus informes.

Alguno es ciertamente delirante y poco tiene que ver con la realidad. Así en una denuncia que se demostró falsa a Jesús Muñoz por parte del padre de su ex pareja, Covadonga Naredo certifica “síntomas de estrés postraumático” y define a Juan Caniego como “sincero en sus respuestas” y que su dolencia “no es fingida ni simulada“. Caniego afirmó haber recibido golpes que le hacían preciso necesitar silla de ruedas para moverse, y así se presentó en el Juzgado, cuando había sido grabado por un detective privado andando normalmente y con su nieto en brazos. La médico forense, por el contrario, afirmó en su informe que “no procede incluir como secuela ningún trastorno depresivo ansioso ni trastorno por estrés postraumático”.

De la mano del PSOE más feminista, Cruz Sánchez de Lara fue incrementando su presencia: Plataforma de Mujeres Artistas contra la violencia de género, Alianza por la Solidaridad, THRibune, International Justice Watch. Se mueve en el ámbito de la solidaridad rentable, en ese mundo en el que organizaciones relacionadas con el socialismo se reparten 24.000 millones de euros en subvenciones, con criterios cuestionables como el del número de las denuncias, sean ciertas o falsas.

Cruz Sánchez de Lara. /Foto: vanitatis.elconfidencial.com.

Profesionalmente, Cruz Sánchez de Lara es una abogada en franco declive, que rompió su alianza profesional con la abogada Yolanda Corchado y a la que se le ha retirado de buena parte del circuito de conferencias y cursos sobre violencia de género, tras sonoras polémicas como las escabrosas, y falsas, denuncias de la actriz Lydia Bosch contra su ex el empresario Alberto Martín. En algunas de esas conferencias, Cruz Sánchez de Lara ha, según fuentes solventes, adornado un tanto su propia historia personal.

Su matrimonio con Pedro J Ramírez, sin duda por amor, es también una salida y la culminación de su firme voluntad por trepar en la escala social. El periodista vivió un doble juego puesto que la relación llevaba ya un año funcionando en secreto y mantenían relaciones cuando Pedro J y Agatha se casaron para asegurar los derechos hereditarios de los títulos nobiliarios de la diseñadora a favor de sus hijos, Tristán y Cósima. Agatha, desde el desdén, ha declarado sobre el matrimonio “me ha dado igual”.

Pedro J Ramírez y Cruz Sánchez de Lara en el teatro Mariinski de San Petersburgo.

No se trata simplemente de una boda, pues Cruz Sánchez de Lara que representa en el Consejo de Administración los intereses del empresario colombiano Carlos Mattos, ha establecido una especie de bicefalia en El Español o algo más puesto que la línea editorial la marca Cruz o se parece mucho más a su línea ideológica que a lo que fue la trayectoria de Pedro J Ramírez en El Mundo.

Toda la verdad sobre la novia de Pedro J: “Cruz Sánchez de Lara es una destroza familias”

Toda la verdad sobre la novia de Pedro J: “La filosofía de trabajo de Cruz Sánchez de Lara es aniquilarte”

 

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE