Nueva cacicada de la alcaldesa de Monforte del Cid



La alcaldesa de Monforte, María Dolores Berenguer Belló. /Foto: youtube.com.

Josep Sansano.

La Alcaldesa de Monforte del Cid, María Dolores Berenguer Belló  ha decidido no abonar su salario (la prestación por ILT) desde el día 28 del mes de septiembre al funcionario Christian Berná García que se encuentra de baja laboral. Lo hizo sin comunicárselo al interesado, sin una resolución a la que pudiera alegar o recurrir y sin darle ni una sola explicación.

Previamente, el concejal de personal, Vicente García Saiz había comentado a los representantes sindicales que se estaba tramitando un procedimiento contra este funcionario por parte de la Mutua, UMIVALE, porque al parecer no había comparecido a las citaciones de revisión hechas por la Mutua.

Para que todo el mundo sepa la catadura moral de estos personajes relatamos aquí los hechos a raíz de los documentos aportados por UMIVALE:

  • El 5 de junio el funcionario Christian Berná García que está empadronado en Monforte del Cid recibe la baja por ILT.
  • Tal y como es habitual, dos semanas después, la mutua UMIVALE intenta contactar con el citado funcionario en cuatro ocasiones y le remite escritos a un domicilio sito en la Avenida Doctor Rico de Alicante en el que nunca ha estado empadronado el Sr. Berná por lo que es imposible que conozca que le están buscando.
  • El 29 de junio, UMIVALE se pone en contacto con la funcionaria del Ayuntamiento (cuyo nombre omitimos) que se encarga de las relaciones con la Mutua para comunicar la imposibilidad de contactar con el Sr. Berná y para confirmar la dirección a efectos de notificaciones. Sorprendentemente dicha funcionaria señala, sabiendo que es falso, que la dirección de la Av. Doctor Rico es la correcta y no facilita el número de teléfono del Sr. Berná.
  • En el mes de julio, el Sr. Berná se persona en el Ayuntamiento y le comunica a dicha funcionaria su extrañeza por no haber sido citado por la Mutua para revisión. La funcionaria le oculta que la Mutua intenta localizarle y le dice que siendo verano y por el tipo de baja puede ser normal que aún no le hayan avisado. No obstante, el Sr. Berná le pidió que volviera a tomar sus datos personales por si hubiera algún error.
  • Dado que la Mutua, UMIVALE, no pudo contactar con el Sr. Berná el 19 de septiembre acordó, explicando los motivos al Ayuntamiento, suspender cautelarmente el pago de la prestación.

Como bien puede ver el lector se trata de una maniobra perfectamente orquestada y dirigida por la concejalía de personal para causar un perjuicio económico al funcionario al que desde el primer día le han venido hostigando y sometiendo a toda clase de discriminaciones. Es falso que la responsabilidad de que no haya percibido sus haberes el funcionario sea de UMIVALE, tal y como en un watshap ha dicho la Sra. Alcaldesa al funcionario. La responsabilidad es de ella y de su concejal de personal porque es el Ayuntamiento el que a propósito no ha proporcionado a la mutua UMIVALE la dirección correcta ni el teléfono del funcionario. El comportamiento del Ayuntamiento es inadmisible porque conocedores desde el 29 de junio de que la dirección del funcionario que manejaba UMIVALE era incorrecta no solo no procedieron a proporcionar a dicha entidad la dirección correcta sino que, además, no tuvieron la decencia de comunicar al funcionario lo que estaba ocurriendo.

Al día de hoy, el funcionario sigue sin percibir sus haberes. Y luego se llaman de izquierdas. Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.


OPINA EN RAMBLA LIBRE