Exclusiva: La abogada del caso Noos denunciada por revelación de secreto profesional



Virginia López Negrete. /Foto: diario16.com.

Miguel Sempere.

El caso Noos la convirtió en una figura mediática, la imputación de la Infanta Cristina de Borbón la lanzó al estrellato. Ahora ha sido denunciada, tal y como ha tenido conocimiento Rambla Libre, por uno de los hechos más graves contra la deontología profesional de un abogado: revelación de secreto profesional con un cliente. Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, ha presentado denuncia ante el Colegio Oficial de Abogados de Valladolid, contra Virginia López Negrete, como paso previo “a la posible interposición de querella criminal”, representado por el prestigioso abogado José María Bueno Manzanares.

El abogado José María Bueno. /Foto: ramblalibre.com.

La denuncia relata que Miguel Bernad conoció a Virginia López Negretepor mediación de un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, entonces novio de ella, hará unos 6 años”. El sindicato Manos Limpias le encargó procedimientos como la “guerra de las banderas” y “Madrid Arena”. Cuando estalla el caso Noos, “tras algunas dudas sobre su capacidad profesional”, Manos Limpias le encarga su representación como acusación popular.

Según la denuncia, a la que ha tenido acceso Rambla Libre, “se le dio plena autonomía y sólo se le pidió que informase al sindicato de la tramitación, pero no de forma minuciosa, sino somera”. Esa información “somera” se recibía mediante contactos telefónicos o presencialmente, quedando a comer. De algunas de sus iniciativas, el sindicato se enteraba por la prensa, como la desimputación de Miguel Tejero. Se le pidieron explicaciones e indicó que había llegado a un acuerdo, cuyos motivos no explicó, “tras ver la declaración en el juicio oral no acabamos de entender bien”.

Graba una conversación y la publica El Mundo, recibe una carta y la publica Abc

Los graves hechos denunciados se inician en los prolegómenos de lo que terminaría siendo la detención -15 de abril de 2016- presuntamente ilegal de Miguel Bernad. A mediados de febrero, la letrada Virginia López Negrete llama a Miguel Bernad con un mensaje directo y conciso: “van a por ti y a por Manos Limpias“. Quedan en un restaurante. “La reunión se produjo ella en calidad de letrada y yo como representante de Manos Limpias en calidad de cliente”. Virginia López Negrete llega a pedir a Bernard que dejen los teléfonos móviles lejos por si les graban. Trata de ganar la confianza con esa artimaña, porque, en realidad, quien va a grabar es ella. Esa conversación será publicada “de forma tergiversada” el 27 de agosto de 2016 por el diario El Mundo en su portada, y luego ampliamente reproducida por otros medios.

Virginia López Negrete, figura mediática con el caso Noos. /Foto: elespanol.com.

El día 27 de septiembre de 2016, Miguel Bernad, desde prisión, remite una carta a la abogada Virginia López Negrete, “en calidad de cliente“, que fue igualmente publicada, en este caso por el diario Abc el 20 de diciembre de 2016.

Por tanto, Virginia López Negretereveló conversaciones que había mantenido conmigo en calidad de cliente“, lo que va contra el artículo 5 del Código deontológico de la abogacía, que establece “la confianza y confidencialidad” de las conversaciones, cuestión directamente relacionada con el derecho a la intimidad del cliente y “el derecho a no declarar en su contra”. Concretamente, establece que las conversaciones “no podrán ser grabadas sin previa advertencia”, siendo el secreto profesional “derecho y deber primordial de la abogacía”, por lo que se solicita la apertura de “diligencia por violación de secreto profesional“.

Virginia López Negrete, ¿a cambio de qué? /Foto: periodistadigital.com.

Fuentes solventes señalan a Rambla Libre que “Virginia López Negrete entró en pánico ante la operación contra Manos Limpias y parece que intentó salvarse ella prestándose a ayudar a hundir a Miguel Bernad, con o sin acuerdo con el sistema”.


OPINA EN RAMBLA LIBRE