Pedro J Ramírez no es nadie sin Agatha Ruiz de la Prada



Agatha Ruiz de la Prada y Pedro J Ramírez, otros tiempos, otras costumbres. /Foto: antena3.com.

Luis Bru.

Pedro J Ramírez es alguien que se ha divorciado de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada. Esa es la conclusión a la que se llega a través del navegador Google. No ha hecho nada relevante en la vida salvo casarse y a los dos meses divorciarse de Agatha. Fuera de Agatha, Pedro J Ramírez no existe. La diseñadora, que afirma ser “rencorosilla”, se ha cumplido ahí su justa venganza, pues ha eclipsado cualquier otra faceta de la vida del riojano.

Así, a través de eleconomista sabemos con pelos y señales el final de treinta años de convivencia y dos de matrimonio -todavía es un misterio por qué Pedro J decidió casarse cuando ya estaba con la abogada Cruz Sánchez de Lara Soriano, de gatillo fácil en denuncias falsas de violencia de género- que fue un sábado cuando le comunicó a Agatha que estaba con otra y ella le echó de casa.

Conocemos, a través de otros digitales, “la novia de Pedro J. Ramírez y su pasado dramático y no conocido“, pues estuvo casada con un maltratador con tres condenas; aunque a ella se la ha relacionado con una trama de presuntas denuncias falsas de violencia de género; una de sus defendidas llegó a poner siete de esas denuncias más falsas que un Judas de plástico con la finalidad de conseguir una posición ventajosa en su divorcio.

Pedro J Ramírez, detrás de la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada. /Foto: vanitatis.elconfidencial.com.

Hemos pasado a saber que el efímero matrimonio Pedro J Ramírez-Agatha Ruiz de la Prada era bastante wagneriano, pues su hijo se llama Tristán, aparente homenaje a la ópera Tristán e Isolda, y su hija responde al nombre de Cósima, como la mujer del compositor Ricardo Wagner. A Woody Allen, era escuchar a Wagner y entrarle ganas de invadir Polonia.

En las primeras páginas de Google sobre Pedro J. Ramírez, anda todo el mundo haciendo declaraciones sobre su divorcio. Agatha desde Hola con gran seguimiento, haciéndole unas cicatrices. Vanitatis sintetiza: “Once frases que resumen la entrevista de la renacida Agatha Ruiz de la Prada“.

Su hijo Tristán dice que “ella (Agatha) es una persona muy fuerte y lo está llevando mejor de lo que lo estaría llevando mucha gente”. Añade que se sigue viendo a sus padres y apoyándoles.

La hija de Pedro J Ramírez sale del armario” es el titular del digital de La Vanguardia, donde Cósima, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y que sus padres se han divorciado, desvela, por si alguien le interesa, que es bisexual, que estuvo muy enamorada de una mujer, que también se ha enamorado de chicos y que va a seguir, porque es muy inestable emocionalmente. Y, a la vista de la experiencia, tiene una opinión deleznable del matrimonio: “Mis padres estuvieron juntos durante 30 años y fue al casarse cuando fastidiaron las cosas”.

Pedro J a juego con Agatha. /Foto: republica.com.

La ya citada Vanitatis, aprovechando también lo de que el Pisuerga pasa por Valladolid, recupera una vieja entrevista a Pedro J con un titular sorprendente: “Siempre he pensado que el sexo era una bobada“. Para ser el protagonista de un vídeo casero porno, la reflexión resulta harto desconcertante.

Agatha, de republicana. /Foto: deia.com.

En suma, que si nos guíamos por Google, resulta imposible saber a qué se ha dedicado Pedro J Ramírez, en qué ha trabajado, cuáles son los motivos del interés por su persona fuera de haber convivido y pasado por el juzgado con la gran diseñadora creativa llamada Agatha Ruiz de la Prada.

En cualquier caso conviene recordar que le debe una a la nación, y muchas a Magdalena, la esposa del comisario Rodolfo Ruiz…Explicar, ofrecer las pruebas que le llevaron a afirmar: “cada vez más indicios apuntan a que el 11-M se gestó en el seno de los aparatos policiales y los servicios del Estado democrático“.

Losantos traiciona a Pedro J, al que considera acabado

Pedro J es cada día más idiota: De El Español a El Separatista

Estampida de suscriptores del digital de Pedro J


OPINA EN RAMBLA LIBRE