Carta abierta a Fran Hervías: Te van a caer dos querellas demoledoras



No es tan fiero el lobo como se pinta. /Foto: elmundo.es.

Enrique de Diego.

El miércoles me encaminé al Juzgado para estar presente en el acto de conciliación planteado por ti, Fran Hervías, alias “Señor Lobo“. Paso previo a una supuesta querella con la que tratas de amordazar a Rambla Libre, algo que no vas a conseguir, que no va a suceder. Al contrario, te va a caer dos querellas demoledoras.

El acto de conciliación no tuvo lugar porque Lorenzo Arístides no podía, justificadamente, asistir. Vaya por delante que tu presunta querella es una chapuza monumental, que no hay por donde cogerla, y que demuestra muy poca profesionalidad. Como supongo que te la habrán hecho en los servicios jurídicos de Ciudadanos, pues no creo que te vayas a gastar tu dinero, es para echarse a temblar del bajísimo nivel de ese partido. Por de pronto, a Lorenzo Arístides no le pides nada, así que no se sabe por qué le citas, aunque sí sabe, porque has ido por ahí de bocachanclas.

La diputada Virginia Millán Salmerón y el “Señor Lobo”, el día de su boda.

No es mi misión cuidar de tu prestigio, ni dañarlo, de eso te encargas tú

Simplemente cortas y pegas artículos de Rambla Libre y pantallazos de mi twitter, los ordenas mal, no discriminas ni concretas las acusaciones, que tendrían que ser sobre supuestas injurias y calumnias, que nunca se han producido, y metes entremedias algunas frases que resumo en que se está dañando tu “prestigio profesional y personal”.

Mira, Fran Hervías, cuidar de tu prestigio profesional y personal no es mi misión en la vida, sino la tuya, y lo haces de pena. Mi misión es informar, que es lo que hago. Es probable que te hayas acostumbrado a tener periodistas en nómina (puedo demostrarlo e irá en la querella) que, por cierto, sí se dedican a hacer daño a la gente a la que ponéis en el punto de mira. Ni tú ni tus abogados del partido tenéis la más mínima idea de la jurisprudencia: eres una persona pública -y tu esposa- con cargos orgánicos y electos, sometidos, por tanto, al interés y la crítica públicos. Pues vivís del contribuyente.

Lo que has dicho por ahí, y te han grabado, es que ibas a acabar con quien hubiera osado meterse con Virginia Millán Salmerón, quien mintió ostentosamente en su curriculum, no hace nada en el Congreso salvo cobrar. Por supuesto, Fran Hervías, que tú controlas todas las primarias de España, y eres responsable de ellas, por la sencilla razón de que eres el secretario de organización de Ciudadanos, aunque a la vista de expulsados y no adscritos, eres más bien el de desorganización y chapuzas. Insisto, en que la mierda de documento que has presentado como denuncia y que no sirve ni para limpiarse, te retrata.

Lo que me produce una gozosa hilaridad es tu aseveración conspirativa: “todo está estudiado y premeditado para hacer el mayor daño posible”. No hay ninguna intención de hacer daño; en todo caso, que tú no se lo hagas a los demás, porque lo has hecho de manera irrestricta, y lo más grave es que te has ufanado públicamente de ello. ¿O no te has enterado de que has presumido de identificarte con el psicópata del “Señor Lobo” de Quentin Tarantino? El “Señor Lobo” es un asesino que se dedica a borrar las huellas de los crímenes. Y ese es el alias que te puso Juan Carlos Girauta, ¿por qué? Y tú te ufanas de ello, ¿por qué? Piensa. ¿De qué prestigio hablas “Señor Lobo“? ¿De borrar las huellas de tus crímenes políticos? ¿Cuéntame de que tienes prestigio? ¿Acaso no lo arrastrado tú por el lodo?

En cuanto al invento de las votaciones telemáticas, nadie en Ciudadanos, ni los miles de expulsados sin garantías ni los que quedan en Ciudadanos, ni Juan Carlos Girauta ni Albert Rivera -al que llamaré a declarar- sería capaz de poner la mano en el fuego por la limpieza de una sola de tus votaciones telemáticas. Y menos que de cualquier otra de la de Sevilla. Mira, Fran Hervías, tus votaciones telemáticas no se hacen públicas hasta horas después. Cada uno que vota recibe una clave. Así que al terminar la votación, la organización, que eres tú y tus mariachis, sabéis quién ha votado y su clave. Y también sabéis quien no ha votado. Y, claro, alguien, puede empezar a votar por los que no han votado, porque lo único que se va a hacer público es una serie de claves. ¡Pon una urnas como Dios manda! ¡Sé transparente y claro! ¿No eres el secretario de organización del partido de la transparencia? ¡Permíteme, Fran, que me ría! Eres un cachondo, Fran, con eso de tu prestigio.

Mira, noticia del 5 de agosto: pasa al grupo de no adscrito la portavoz de Ciudadanos en Nerja, María Dolores Sánchez. Cada semana ha pasado al grupo de no adscritos un concejal de Ciudadanos. Te sonarán algunos de los últimos: Pedro Fernández, portavoz municipal de Ciudad Real o Ricardo Mur y Cristina Arévalo, concejales de Rivasvaciamadrid. El 28 de septiembre celebra Congreso en Badajoz, el nuevo partido Juntos por Badajoz, segundo en intención de voto en las encuestas, que ha puesto en marcha Luis García Borruel, concejal no adscrito proveniente de Ciudadanos. De 1.527 concejales de Ciudadanos en las elecciones de 2015, han pasado a no adscritos más de 130, más diputados provinciales como el de Huelva, Ruperto Gallardo, el de Alicante, Fernando Sepulcre, la de Guadalajara, Yolanda Ramírez, el de Valencia, José Enrique Aguar…Cuatro diputados autonómicos de las Cortes Valencianas.

Si fuera uno o una docena, serían casos aislados y responsabilidades personales. Pero son muchos, por toda España, en todas las autonomías, así que toda la responsabilidad es tuya, Fran Hervías. Como psicópata político, como “Señor Lobo“, eres un manazas, un desastre sin paliativos: ¡has dejado huellas por todo el territorio nacional! Entonces, ¿de qué prestigio hablas, Fran?

Te voy a desvelar un secreto: en efecto, hay una conspiración contra ti, una gran conspiración, en la que todo está organizado y planificado para hacerte daño, un daño irreversible, y estoy en condiciones de descubrirte quien la encabeza: se llama Fran Hervías. ¡Tú eres el que, con tu infinita torpeza, te estás autodestruyendo!

No me gustan los prepotentes, no los soporto. Y menos a los que amenazan a la libertad de expresión y es lo que tú has hecho, temerario. Así que te adelanto dos noticias, que es a lo que me dedico, esa es mi misión social: te voy a presentar dos querellas, una por las primarias de Sevilla y otra por la chapuza infinita de tu escritillo de papel higiénico cuando lo presentes como querella…temeraria.


OPINA EN RAMBLA LIBRE