Kiko Méndez Monasterio fue defenestrado para buscar una “derecha más amplia”



Kiko Méndez Monasterio. /Foto: youtube.com.

Luis Bru.

Intereconomía mintió, lo cual no es una novedad. La salida de Kiko Méndez Monasterio no fue ni mucho menos amigable, sino que se trató de una auténtica defenestración, en la que se compaginaron deudas de la empresa en las nóminas, y también la intención de lo que queda del grupo de Julio Ariza por buscar “una derecha más amplia“, que la línea seguida por Kiko Méndez Monasterio en el diario La Gaceta, que, desde su salida, ha entrado en una etapa de confusión. De hecho, no ha sido nombrado director nuevo, sino una mera coordinadora.

Kiko Méndez Monasterio había sido apoyado por Julen Ariza, el primogénito, dentro de una serie de jóvenes valores, entre los que también se contaba Gonzalo Altozano, que fue director del semanario Alba, pero Julen se ha desentendido de Intereconomía para desarrollar su actividad propia en el campo de la publicidad relacionada con Internet.

Fuentes internas de Intereconomía señalan a Rambla Libre que “Kiko Méndez Monasterio ha sido utilizado y luego se le ha tirado como un kleneex”. De ser la personalidad referente de Intereconomía en los dos últimos años, literalmente ha desaparecido. Ninguna presencia en los programas de la televisión.

Puede decirse que Kiko Méndez Monasterio era la figura más relevante con la que contaba Intereconomía.


OPINA EN RAMBLA LIBRE