Podemos se pesebriza



José García Molina. /Foto: cadenaser.com.

Miguel Sempere. 

Según Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, el pacto de gobierno entre PSOE y Podemos en Castilla-La Mancha se justifica porque es bueno “para echar al PP“. El argumentario no tiene pies ni cabeza y parece una retahíla para indigentes mentales. El PSOE ya estaba en el poder y lo que ha hecho Emiliano García Page es dotarse de una mayor estabilidad en el poder, a cambio de la consiguiente compra de voluntades.

Acierta el PP castellanomanchego cuando califica el acuerdo como “pacto de sillones” y, con cierta base histórica, cuando habla de Podemos como partido “de delincuentes y pederastas”.

Lo que ha hecho Podemos es pesebrizarse. Lo ha explicado muy bien el Consejo Ciudadano de Ciudad Real en su nota de dimisión en grupo: José García Molina se caracteriza por su ambición y por carecer de escrúpulos morales y ha ido controlando la organización con deshechos de la izquierda clásica sin ninguna relación con el espíritu del 15M.

La primera medida adoptada del nuevo vicepresidente segundo es introducir una muy conveniente reforma legal para consolidar el grado 30 de funcionario, pues García Molina es profesor titular de Pedagogía Social de la Universidad de Castilla-La Mancha. Según un sindicato de funcionarios, “no sólo da el visto bueno a estos privilegios, sino que se beneficia directamente de ellos, recuperando el antiguo complemento de alto cargo“. También ha denunciado el enjuague la UGT. Y el diputado autonómico de Podemos, Daniel Llorente, avergonzado, ha pedido que “retiremos nuestro apoyo y rechacemos cualquier enmienda que pueda suponer privilegios”.

Podemos, PSOE y PP, la misma mierda es.


OPINA EN RAMBLA LIBRE