La alianza satánica entre Podemos y el capitalismo salvaje



Miguel Sempere.

Los de San Fernando Sí Se Puede (vivir del cuento) no saben qué hacer con Sandro Algaba, concejal de España2000. Lo han intentado todo. Prohibieron incluso que accediera al Ayuntamiento por la tarde, que es cuando puede acudir por su horario laboral. Han celebrado reuniones sin él e incluso han creado un organismo contra él: el Observatorio contra la Intolerancia.

Sandro Algaba, concejal de San Fernando de Henares. /Foto: henares.info.

Tampoco en Velilla de San Antonio saben que hacer con Pedro Jesús Espada, también concejal de España2000. Así que confían que George Soros desembarque con el talonario de la Open Society Foundation para acabar, políticamente, con ellos.

Han generado el imaginario de que fueron los 30.000 euros recibidos por SOS Racismo -tal y como se refleja en la filtración de Wikileaks– para contraprogramar a Plataforma por Cataluña los que hicieron que ese partido bajara su número de concejales, que llegaron a ser 67. Detrás de SOS Racismo hay un personaje viviendo del cuento y nada más. Plataforma por Cataluña bajó por sus problemas internos, ya superados, y no por esa falsa contraprogramación, pero en San Fernando y Velilla esperan que Soros les eche una mano y un cheque.

Esta alianza entre la ultraizquierda, pletórica de indigencia mental, adicta a la corrección política, enemiga de los trabajadores, y el capitalismo más especulador y salvaje, en su utopía destructiva de una sociedad mundial de amos (61 personas concentran la mitad de riqueza de todo el mundo) y esclavos es tan antinatura que se percibe el tufo satánico, pues el único punto de contacto es el odio al cristianismo, a los valores morales objetivos, a la familia y a España. Es decir, a todo lo noble y cabal.

La foto del alicantinismo. /Foto: ramblalibre.com.

Habríamos de entender que los intereses serían contrapuestos, pero no es así: Podemos no es más que una colección de intereses personales sometidos a la agenda globalista. Y aunque es previsible su declinar, está intensificando la infección degeneradora en el PSOE muy acusada desde la etapa Zapatero e intensificada con Pedro Sánchez, con tendencias inquisitoriales y antipatrióticas. La deslegitimación por la corrupción del PP -amén de que se ha plegado a esa agenda sin modificar una coma de las leyes de Zapatero, como la de la llamada de la memoria histórica- hace que éste partido, con su comparsa o marca blanca de Ciudadanos, no sean ni suficientes ni apropiados para frenar el avance de una pinza que demolería las últimas bases morales de la sociedad, por lo que se hace preciso poner en marcha nuevas iniciativas políticas o fortalecer las existentes, de forma que, por ejemplo, España2000 se expanda por toda la comarca de El Corredor del Henares.


OPINA EN RAMBLA LIBRE