Levantamiento militar en Fuerte Paramacay, Valencia, contra la “tiranía asesina” de Nicolás Maduro



Sublevados en Valencia.

Virginia Montes.

Mientras dirigentes del chavismo, como el número dos Diosdado Cabello y el ministro de Defensa, afirman que la situación está controlada, fuentes de la oposición indican que la operación sigue en marcha.

Alrededor de 20 efectivos de la Guardia Nacional (componente del ejército) publicaron este domingo un video en el que llamaban a la población a unirse a la policía y a la fuerza armada, para “restablecer el orden constitucional”.

El grupo estaba encabezado por el ex capitán Juan Caguaripano, quien se encuentra prófugo de la justicia desde abril de 2014, cuando también publicó un video llamando a la rebelión cívico militar, y fue señalado de formar parte de un plan de golpe de Estado, denominado como “La Salida”.

Caguaripano se identificó como comandante de la operación “David Carabobo” y aseguró que hablaba desde la 41 Brigada Blindada de Valencia, la segunda ciudad más importante de Venezuela.

“Aclaramos que esto no es un golpe de Estado; esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional, pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, explicó Caguaripano.

Esto ocurre, luego que el sábado 5 de agosto la Asamblea Nacional Constituyente iniciara su actividad, con la destitución de la fiscal general, Luisa Ortega, el nombramiento en su lugar de Tarek William Saab, y la declaración de emergencia dentro del Ministerio Público.

Además, acordaron que la constituyente se mantendrá activa por los próximos dos años.


OPINA EN RAMBLA LIBRE