13 TV: Pagan justos por Jiménez



Antonio Jiménez, aburre a las ovejas. /Foto: YouTube.com.

Luis Bru.

Lo de 13 TV no es una reducción de plantilla, es una masacre. Ninguno de los que finalizaba o finaliza su contrato en este año ha sido o va a ser renovado. En términos porcentuales, significa que van a ser despedidos, de una u otra forma, el 80% de la plantilla. Y lo van a ser los que menos responsabilidad tienen en un fracaso en el que la Conferencia Episcopal ha perdido más de 69 millones de euros, cantidad con la que se podía haber hecho una televisión competitiva, con un poco de imaginación y algo de trabajo.

Van a perder su trabajo lo más jóvenes y el personal técnico. También se ha desmantelado todo el equipo de informativos, que pasa, por aquello de las sinergias de Grupo, a ser el de la COPE, aunque ese modelo ha fracasado casi siempre con anterioridad.

13 TV ha sido, hasta el momento, los interesantes editoriales de Alfredo Urdaci, películas del Oeste y el fracaso sin paliativos de El Cascabel de Antonio Jiménez, siempre aburrido y previsible, diciendo lo mismo por la noche que han dicho los portavoces autorizados del PP por la mañana; sin rigor periodístico, sin aportar ninguna noticia, sin ninguna profundidad en el análisis. Las películas han bajado mucho de calidad, Alfredo Urdaci se ha ofrecido a Telecinco y a Antonio Jiménez le están buscando sitio desde donde donde seguir aburriendo a las ovejas. Antonio Jiménez tenía que haberse esforzado un mínimo para sacar la cadena adelante, pero es tan incapaz de trabajar que hay que consentirle que ni haga programa el viernes para que tenga fin de semana largo.


OPINA EN RAMBLA LIBRE