Leganés: El alcalde, contra los ciudadanos, y a favor del concesionario de la Plaza de Toros



Santiago Llorente y el oráculo Óscar Oliveira. /Foto: noticiasparamunicipios.com.

Javier de la Calle.

El partido vecinal ULEG, líder de la oposición en el ayuntamiento de Leganés y formación que dirigirá el próximo gobierno municipal, denuncia ante la opinión pública la última mentira del aún alcalde, el “socialista”, Santiago Llorente.

Si durante el actual mandato del primer edil tanto en 2015 como en 2016 la suelta de reses fue gratuita porque “lo marcaba estrictamente el pliego”, según palabras del regidor, en 2017 siendo el mismo pliego y no habiendo ningún cambio de ningún tipo (al menos conocido y transparente) se van a cobrar a los vecinos 3 euros cada día por la suelta de reses que se produce tras los encierros municipales.

La excusa sobrevenida es que “los pliegos no dicen nada de la suelta de reses y no vamos a apretar más a la empresa y asfixiarla porque los precios son razonables. La realidad es que es el ayuntamiento quien tiene la potestad legal de fijar los precios de los eventos taurinos, circunstancia validada en reiteradas ocasiones por la Justicia, como se ha hecho en varias ocasiones en Leganés en los últimos años, empezando por 2011. Si ahora se va a cobrar por la suelta de reses es por voluntad del gobierno (PSOE+tránsfugas de IUCM y Cs+cómplices del PP), quien en su eterna relación de cambalache con el concesionario de La Cubierta no ha encontrado para este año la fórmula de cómo pagar “y que parezca un accidente”.

Hipotecas de Santiago Llorente: Del “coste 0 al pago en diferido con óperas”.

En el trasfondo está la enésima prueba de cómo el alcalde se somete a los dictados de las empresas en detrimento del interés general. Ya se ha visto con las contratas de limpieza viaria o de mantenimiento de zonas verdes, donde siempre sale al quite el alcalde o algún subalterno que ocupa ilegalmente una dirección general en defensa de las empresas, incluso para que no pongan un pedal al contenedor.

Luis Martín Sierra. /Foto: nuevacronica.es.

Con el concesionario de La Cubierta se repite la historia. El subterfugio por el que se pagaron toros y encierros vía millonadas destinadas a fiascos como la ópera Carmen fue frenado por la denuncia de ULEG ante la Justicia que propició que el juzgado imputara por malversación y prevaricación al edil de Cultura y Festejos, Luis Martín de la Sierra. Si bien la causa acabó sobreseída, sirvió para desactivar los chanchullos que ahora vuelven a quedar en evidencia. En esta ocasión, el alcalde y su edil juegan con la seguridad de los vecinos (aglomeraciones y atropellos en la entrada a la plaza) y hacen cargar a su bolsillo lo que podría ser gratis y sin coste para el ayuntamiento si no se plegara a las empresas como consecuencia de las hipotecas de todo tipo que el primer edil y su gobierno, con el PP de cooperador necesario, mantiene con las mismas. “Este es el socialismo pepinero: el alcalde, familia y clientela de comilonas con el dinero público, con seguro médico privado pagado por todos y de gorra en toros y fútbol. Los vecinos, a pagar, porque no hay que apretar al empresario”, finalizan desde ULEG.


OPINA EN RAMBLA LIBRE