La masacre de los arruis: pelotones de fusilamiento contra cabras saharianas



Arrui, muerto en Espuña. /Foto: ramblalibre.com.

José Luis Mazón Costa. Abogado.

Las atrocidades no siempre hacen ruido, pueden discurrir en perfecto silencio. Esto pasó con los campos de concentración que la población alemana decía desconocer y hasta los vecinos de las instalaciones. Mentira en uno y otro caso. Ocultamos lo que puede sacudir nuestra conciencia.

No son judíos o gitanos, son arruis los que han sido puestos en el punto de mira de una perversa campaña de exterminio. ¿Y quíenes son las SS del caso?

Han caído unos 2.500 arruis o cabras saharianas que empezaron a poblar las sierras murcianas allá por el 1970; se adaptaron como anillo al dedo. Son cabras especiales. Y hasta tienen su punto espacial. Porque el rey de nuestro espacio, el Sol les alimenta. Y es que buscan los solares o espacios de Sol de las duras peñas de los montes por donde gustan de transitar. Un experto francés en caza y naturalismo (Francois Sommer) contaba que estos carneros de los montes del Sáhara eran conocidos por los nativos como “animal santo” por sus propiedades mágicas de desaparecer y aparecer por arte de magia.

Medio Ambiente de la Comunidad de Murcia, responsable del exterminio de los arruis

Homero cuenta en la Odisea el caso de las vacas sagradas de una isla protegida por el Sol que los hombres de Odiseo no respetaron y murieron todos por ello.

Estos  sacrílegos de los animales protegidos de los dioses son las autoridades de Medio Ambiente de la Comunidad de Murcia responsables del plan de exterminio de los arruis.

Este es el 4ª año de la matanza; si emulamos a la lucha contra los nazis y estamos en el cuarto año nos queda uno para tomar Berlín y liberar los campos de exterminio.

Cinco arruis muertos. /Foto: ramblalibre.com.

¿Cuántas bajas han producido en los arruis? Según mis fuentes unos 2.500 han sido exterminados. Reclutan pelotones de fusilamiento, agentes forestales y celadores de caza, buscan la manada y en formato metralleta donde caen allí los dejan, otros salen heridos y vivirán infiernos hasta morir horas o días después. Las madres muertas con chotos lactantes quedan en el suelo con sus crias alrededor que mueren por inanición. El reglamento dice que hay que disparar a las madres y a las crías. Ser asesino eficaz es aquí lo importante. Hay agentes y celadores que hacen la vista gorda y vuelven diciendo que no vieron arruis. Es su forma de boicotear el plan sin poner en peligro la cazuela familiar. El plan ordena usar munición del punto 22 algo que está prohibido en la caza porque no mata al animal lo deja herido y la muerte tiene lugar tiempo después. El sufrimiento de la víctima es algo que parece relevante. Alguien está haciendo un oscuro negocio con el dolor.

Los cazadores antes fueron invitados a este aquelarre de fusilamiento de cabras saharianas a discreción, pero se negaron a hacer el trabajo sucio. Nadie quería manchar su karma de ese modo ni su ética de cazador.

Sospecho un trasfondo como de otro mundo. Parece que la matanza en Murcia es obra de unos funcionarios iluminados de estos ejecutores como eran los hombres de Himmler, el jefe de las SS y artífice del plan “Solución final” como eufemísticamente se llamó al plan ejecutor del exterminio de los judíos, gitanos, impedidos y homosexuales (equivalentes a nuestros arruis). Aquí se le llama “Plan de erradicación” y los muertos más recientes se justifican en los últimos tiempos en una sentencia del Supremo de marzo de 2016 (pero los tiros vienen de antes)  sentencia esta que ordenó que el arruí figurase en la lista de especies invasoras estimando así un recurso judicial interpuesto por (amárrate los machos) Ecologistas (o ¿“ecoilogistas”?)  y Seo Bird Life, los pajaristas (¿Qué tienen contra el arruí acaso mata pájaros?) estos anglófonos de la ornitología, la asociación española de ornitología hoy está conectada a una multinacional verde sospechosamente vinculada y obediente al Club Bilderberg los presuntos amos del mundo y del dinero, claro, que por ahí se controla el resto). El Supremo sin ninguna prueba concluyente dictaminó que si los arruis de otros lugares estaban en la lista de invasivas que no iban a ser menos los de Murcia y ello sin tener en cuenta la realidad concreta de Murcia donde empezó la estancia arruí en el nuevo Sáhara español,  sino por “esquemas” mentales que es como funcionan a veces los sabios de la aplicación del derecho.

A partir de la Suprema sentencia lo que ya se estaba haciendo antes cobra nueva vida. Se dice a finales de 2016 que se prepara un decreto del Gobierno para ejecutar la sentencia estudiando las alternativas pero de momento se pone en ejecución el plan de exterminio a base de pelotones de fusilamiento donde no se hacen prisioneros, los muertos y malheridos quedan en el sitio a la espera de que los cuervos y carroñeros hagan el trabajo de limpieza o remate.

Para este mes de julio-agosto 2017 había una previsión de matar “al menos” 82 arruis. Si es posible mejor.  La deshumanización  y la irracionalidad campean a sus anchas en esta área del poder público.

Y buscándole el quinto pie a este gato tan extraño me pregunto ¿Qué ventajas puede reportar para un nacido bajo la forma humana mostrar unas tendencias tan impropias de la especie? Parece que hay quienes bajo la apariencia de eficaz gestor administrativo es como si  disfrutaran con estas cosas. Como Hitler y su lugarteniente Himmler disfrutaba con el sufrimiento que organizaban en los campos de concentración y exterminio,  que parecían funcionar al modo de siniestras “catedrales” o “santuarios” del horror como más allá de la realidad corriente existiera un vasto campo donde fuera posible que habitaran  unas deidades oscuras que compensaran a quienes ofrecían los sacrificios de esas desgarradoras emociones que destila el sufrimiento humano y más a esos niveles de intensidad. ¿Estamos ante  una masonería o secta diabólica  que está tras estos planes maléficos impropios de personas sensatas? Si hay un problema de masificación de animales hay vías racionales para resolverlos. Pero el camino emprendido es no humano, es la salvajada, el camino de los brutos, los deshumanizados,  gente que solo tiene de humano su apariencia engañosa.

Toda realidad tiene siempre por encima de ella un conjunto de contextos de los que forma parte, todos formamos parte de una estructura superior y me pregunto si estas conductas depravadas son manifestación de  un “pacto de Fausto” con algún diabólico ente que paga o recompensa a los que venden su alma de este modo?. Es tan repelente  este modo de obrar que hasta hay que pensar en la intervención de otra dimensión pérfida de la vida que hechiza a los malvados que ocupan puestos de poder.

La Asociación Protectora de Arruis que defiendo ha pedido a la Sala de lo Contencioso Administrativo que pare la matanza hasta que se resuelva el pleito. Hoy Medio Ambiente anunciaba en La Verdad que  había pedido el indulto para los arruis. Curiosa conducta, pide el indulto pero de momento extermina a todos los que puede.

Estos “animales santos” que contara Sommer o cabras del Sol van a tomar venganza por la masacre. Que cada palo aguante su vela.

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE