El PP teme el deterioro de Rajoy tras pasar por el Juzgado



Mariano Rajoy. /Foto: republica.com.

Miguel Sempere.

El PP, según fuentes internas, empieza a valorar que la presencia de Mariano Rajoy en el Juzgado para declarar como testigo en el caso Gürtel conlleva un fuerte desgaste, que, a medio plazo, puede conducir a su relevo. Es evidente que Rajoy acude como testigo porque la Justicia no se ha atrevido a citarlo como investigado, por el control político de la Justicia y ante las graves consecuencias para la credibilidad de las instituciones.

No es inteligible la trama de Francisco Correa y Luis Bárcenas sin que Mariano Rajoy fuera su jefe, al igual que lo era en el organigrama. Otra cuestión situaría a Rajoy en posición de extrema incompetencia. De hecho, existen indicios claros para que el presidente del Gobierno tuviera que sentarse en el banquillo de los acusados. Rajoy aparece en la contabilidad B de Luis Bárcenas como receptor de 373.000 euros.

El PP es un partido muy jerarquizado, en el que el tesorero no podía dar un paso sin consultar. Hay también numerosos indicios de que la caja B del PP era conocida y teledirigida por la dirección. Así, Ángel Acebes ordena a Luis Bárcenas que de la caja B se saque dinero para ayudar a Libertad Digital en su primera ampliación de capitales. De hecho, “toda” la dirección cobra de la caja B y aparece en el listado de Luis Bárcenas. Tampoco tiene ningún sentido que se destruyeran los ordenadores de Bárcenas sin el consentimiento y la orden expresa de Mariano Rajoy. 


OPINA EN RAMBLA LIBRE