Alfonso Paso: Los pasos de un gran artista



Fernando Alonso Barahona. Crítico de cine.

Aunque la corrección política haya hecho estragos en la historia del arte y el pensamiento, el talento, el éxito y el atractivo de las obras de Alfonso Paso resisten los embates de la mediocridad y el olvido provocado .

Los Pobrecitos se estrenó el 29 de marzo de  1957 en el Teatro María Guerrero de Madrid. El reparto lo compusieron Elvira Noriega, Pepita Velázquez, Victoria Rodríguez, Luisa Sala, Pastor Serrador, Angel Picazo. Todo un lujo. Se trata de una de sus obras magnas y la que suelen citar todos los manuales de historia del teatro. Transcurre en una pensión, donde la dueña es una tirana que trata a sus inquilinos como animales, dándoles todos los días la misma comida, no poniendo la calefacción y presumiendo de ser una gran señora y acusándoles de ser nada más que unos pobrecitos
Todos estos personajillos, viven de ilusiones, de sueños casi imposibles. Pero un día todo cambia cuando una hora antes de que sean desahuciados empiezan a recibir sobres anónimos llenos de dinero.

En 1958 se estrenaba la que puede considerarse obra maestra del género: Usted puede ser un asesino, pieza de perfecta construcción que, una vez más, unía el humor macabro a la intriga policiaca.  

Como señalaba Alfonso Paso en su autocrítica, Vamos a contar mentiras tiene un propósito eminentemente lúdico, sin la menor intención social. Alfonso Paso ya se había ganado a su público y no tenía la menor intención siquiera de defenderse de las críticas de las que empezaba a ser objeto por su falta de compromiso social. La obra cosechó uno de los mayores triunfos del autor: en cartel 202 días, entre el 28 de octubre de 1961 al 17 de abril de 1962 y  posteriores reposiciones, versiones fílmicas… Aún se sigue representando.

En el estreno de Cosas de papá y mamá.

En la temporada de 1968, Alfonso Paso tiene en 7 obras en cartel en 7 teatros de Madrid y tarde y noche, durante varios meses, el cartel de “No hay localidades”.  Todos los grandes actores y actrices del momento trabajaron con el casi sin excepción (José María Rodero lo hizo en Una tal Dulcinea, divertida comedia de 1961  ). Y en  2016 María Luisa Merlo volvía a los escenarios con la notable Cosas de papá y mamá, otro clásico cuyo estreno se remonta a 1960, y los empresarios hacían cola para contratar el estreno de sus obras .

En 1963, su comedia “El Canto de la Cigarra” fue estrenada en el teatro Anta de Broadway, convirtiendo a Paso en el primer autor español vivo en estrenar en el Olimpo del teatro.

Junto a la vertiente comercial, Paso no olvidó los proyectos arriesgados. Dos sin tres es una de ellas.  Estrenada el 19 de enero de 1967 en el Teatro Club de Madrid bajo la dirección de Ismael Merlo, con el propio Merlo acompañado en el reparto por Vicky Lagos y Manuela Rodríguez.  Con solo tres personajes el texto es mordaz e incisivo al retratar las relaciones de pareja, sobre todo cuando no hay hijos (el dos sin tres del título).

Nerón Paso  es seguramente la más  ambiciosa y personal de sus obras.  En el escenario se recrea la tragedia del emperador Nerón, se presenta al tirano con una visión nueva, benévola, revisando la interpretación tradicional de su persona. Y a la vez se presenta el nacimiento y la pujanza del cristianismo bajo un prisma ciertamente original.

Alfonso Paso admiró desde siempre a José Antonio Primo de Rivera y no dudó en colaborar con medios falangistas aparte de seguir diseccionando con acidez la situación político y social que le tocó vivir . El 10 de Julio de 1978, Alfonso Paso fallecía en Madrid tras perder una dura y penosa batalla contra el cáncer que finalmente acabó con su vida.

 Su recuerdo permanece vivo en los escenarios y para todos los amantes del teatro.

Con su hija Almudena.

El impulso de su hija Almudena Paso Martorell que lleva años derrochando esfuerzo y pasión para reivindicar la obra de su padre, el trabajo del catedrático Juan V, Oltra – autor además de la introducción del libro bajo el bello título de Una motivación personal– y la edición de Barbarroja han hecho posible que Los pasos perdidos vean la luz.  Una recopilación seleccionada de  los numerosos artículos de prensa publicados por Paso y que desvelan facetas humanas del hombre, de la persona, más allá de su triunfo en las bambalinas y los escenarios .

Alfonso Paso publico artículos en YA, Pueblo, Hoja del Lunes, Madrid, en revistas del corazón. Por supuesto en ABC – con varias Terceras brillantes- y mantuvo durante años y hasta su muerte una columna en El Alcázar.  La selección del material era sin duda difícil, pero el propio Oltra nos revela que una “ carpeta de imperdibles “ conservada por Paso casi ha construido el libro. El autor escribió artículos de opinión, relatos breves, entrevistas, observaciones costumbristas y profundamente humanas. Los pasos perdidos ofrece una selección fundamentalmente literaria e intima. Paso nos habla de su familia ( Cosas de Don Antonio, Un centenario: Antonio Paso ) alcanzando su máximo nivel en el emotivo Por la manera de levantarte. En este hermoso artículo publicado en El Alcázar en 1972  nos cuenta el dia de la Primera Comunión de su hija Almudena  : “  Hija, fue muy bonito (…) Todo te resultará muy difícil porque te llamas Paso.  Y porque Paso te llamas todo lo vencerás . Enhorabuena , hijita, por la manera de levantarte aquel día“ .

Brillan igualmente evocaciones de sus lugares queridos (Ciego en Granada ), observaciones de crítica social ( Carta a una persona mayor , El brillo de la dignidad ),  apuntes de historia – una de sus grandes pasiones – ( La belleza de Juana , La belleza de Popea , Ha muerto Lope ) , recuerdos literarios ( Vida de hotel, dedicado a su amigo Thornton Wilder ) , reflexiones sobre el periodismo (Soy un periodista )  , el teatro ( Amor al teatro ) , el trabajo ( Descansar )  o el magnífico Quién mató a Muñoz Seca, que deberían leer los sectarios de la llamada memoria histórica .

Adentrarse en Los pasos perdidos es descubrir retazos de la vida y el corazón de un hombre bueno , un genio de los escenarios que nunca dudó en ayudar a quienes se lo pidieron , que trabajó duro para conseguir unos triunfos que nadie le regaló  . Amigo de sus amigos  fue alabado, luego denostado y ahora algunos pretenden su olvido.

Con el cómico Antonio Garisa.

 Queda sin embargo su obra inmensa y el recuerdo de los que le conocieron a los que se suma el de que le han conocido por los chispeantes diálogos y las situaciones divertidas y entrañables de sus mejores comedias  

 Y como prólogo a la invitación a leer este libro íntimo y personal unas líneas de su artículo Demasiado solos ( ABC 1963 ) : “Para rehacer a un hombre, lo imprescindible es considerarlo primeramente como un ser humano necesario, insustituible. Un ser humano que no es como aquel otro, ni como otro más. Siempre que me he acercado a un ser con una pena, o una angustia, he intentado comprenderlo, distinguirlo de los demás seres “ .

 Una bella declaración de principios, sin duda.

 

PASO, Alfonso : Los pasos perdidos  .  Ediciones Barbarroja . Madrid .2017. 174 páginas

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE