Blas de Peñas, el ausente



Blas de Peñas, en tiempos mejores. /Foto: elplural.com.

Josep Sansano.

Notable ausencia en la farsa electoral del Partido Popular de Alicante. No se vio por allí a Blas Gómez Cuartero, alias Blas de Peñas, el falso periodista que hizo suplantación de funciones de Director de Comunicación de la Sindicatura de Agravios. Blas no se perdía ni una tenida pepera.

La ausencia de Blas es la única muestra de renovación. Por lo demás, sigue Miguel Valor al frente de la secretaría de Cultura, aunque -pasa el tiempo- ahora es su hijo. Ya no está Julio de España pero le suple su hija, Mari Carmen de España, secretaria local. Como en el feudalismo medieval, en la casta pasan los puestos de padres a hijos. Una auténtica vergüenza que muestra las deficiencias de esta democracia.

Por las dos plantas de la sede del PP en Avenida de Salamanca, 14, pululan asesores en Diputación que, en realidad, trabajan como funcionarias en la sede. Una presunta malversación de fondos públicos como el Castillo de Santa Bárbara.

El tiempo no pasa en balde y da pena ver a Pedro Romero convertido en una ruina humana, pero ahí está su esposa Lola Peña, a la que han metido en la ejecutiva con calzador, diciendo que “ahora los del PP a hacer lo que sabemos: trabajar”. Lola, ¿cuándo has trabajado tú? ¿Cuándo habéis pegado un palo al agua los del PP? Si lo único que habéis hecho ha sido robar.


Opina en Rambla Libre