Mairena de Aljarafe: Ciudadanos roto por la desmedida ambición de Virginia Millán



Sector oficialista. /Foto: MRN Magazine.

Miguel Sempere.

Ayer no se habló de otra cosa en la localidad sevillana de Mairena de Aljarafe que de la exclusiva de Rambla Libre sobre la conversación entre Roberto Jiménez, coordinador, y Paco Ríos, concejal, en la que se propone una chapuza para sortear los Estatutos de Ciudadanos que obligan al coordinador a residir o trabajar en la localidad. La información tuvo un tráfico espectacular, que se disparó aún más cuando el digital MRN Aljarafe Magazine se hizo eco de la noticia. No hubo nadie en la localidad que se quedara al margen del vendaval desatado.

Uno de los comentarios que se difundieron por los mentideros de la localidad fue que los interfectos iban a demandar a Rambla Libre. Al parecer, el secretario de organización, Fran Hervías está generando escuela y algunos en Ciudadanos carecen de las mínimas nociones democráticas. Los periodistas nos dedicamos a informar y la información no es delito. Con la finalidad de amedrentar, quienes difundieron ese demencial bulo añadían que su finalidad era saber la identidad de los filtradores. Los periodistas estamos gustosamente sujetos al secreto de las fuentes, amparado por la Constitución. Parece mentira que se desconozcan cuestiones tan básicas.

Mar Hormigo con Virginia Millán Salmerón. /Foto: ramblalibre.com.

La situación adquirió características surrealistas por el hecho de que Mar Hormigo -quien tenía que bendecir la chapuza y todo indica que lo hizo, pues Roberto Jiménez es coordinador de manera impropia e irregular, ya que está empadronado en Gelves, pudiendo y debiendo ser revocado su nombramiento a tenor de los Estatutos- contrajo nupcias el pasado sábado y estaba de luna de miel cuando empezaron a sonar insistentes y angustiosos los teléfonos móviles, amargando tan feliz asueto a Mar Hormigo, íntima de Virginia Millán.

Cosecha de naranja agria

MRN Aljarafe Magazine agitó más las aguas con una magnífica información titulada “Cosecha de naranja agria“, en la que reseña la ruptura completa de Ciudadanos en la localidad entre el bando oficialista de Roberto Jiménez, Francisco Ríos y Nieves Fajardo, y otro formado por Antonio Vasco, portavoz municipal, y la edil Concha Tola. Esa ruptura fue provocada por la recién casada Mar Hormigo, cuando el 6 de octubre de 2016, subdirectora territorial de Sevilla (en Ciudadanos los cargos orgánicos no son elegidos por las bases sino que funcionan por delegación de la dirección, un esquema idéntico al del Partido Nacional Socialista Alemán de Adolf Hitler), por el expeditivo método del correo electrónico, ordenó la disolución de la junta directiva local, comprometiéndose a que en un mes se procedería a convocar elecciones (los únicos cargos que se votan son los del ámbito local). Mar Hormigo, quizás por el trajín de los preparativos de la boda, no ha cumplido su compromiso y las elecciones no se han celebrado.

La dirección provincial no deja de mostrar su predilección por el sector oficialista. Recientemente, Javier Millán, portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Sevilla, visitó el Parque de Bomberos de Mairena y no invitó a Antonio Vasco ni a Concha Tola. La ruptura ha llevado a enfrentamientos como el protagonizado por Salud Bello, pareja del concejal Francisco Ríos, contra la citada Tola. Ambos hechos recordados por MRN Aljarafe Magazine.

Ese digital afirma que el criterio y el objetivo de los oficialistas es “permanecer al lado de Javier Millán y Virginia Millán Salmerón”. En efecto, el conflicto de Ciudadanos en Mairena no tiene contenido ideológico, sino es la consecuencia de la operación que intenta fortalecer la base de poder de la diputada nacional, Virginia Millán en sus aspiraciones por ascender al liderazgo de Ciudadanos en Andalucía, desbancando al clan de la manzanilla, de Juan Marín y Manuel Buzón. El tándem Javier Millán-Virginia Millán Salmerón (tener el mismo apellido es pura coincidencia) está desarrollando una vasta estrategia de control de las juntas provinciales, con métodos expeditivos, que todo el mundo entiende amparados por Fran Hervías (esposo de Virginia Millán Salmerón). De esa manera, se ha producido una cadena de conflictos. MRN enumera los de Villanueva del Ariscal, Écija, Bormujos, Gelves, Sanlúcar la Mayor, Dos Hermanas, La Algaba o Castilleja de la Cuesta. No son pocos.

Mairena de Aljarafe: Chapuzas de Ciudadanos para mantener a un coordinador


OPINA EN RAMBLA LIBRE