Abusos bancarios



Sede de Ibercaja. /Foto: elperiodicodearagon.com.

Ramiro Grau Morancho. Abogado.

Un buen amigo ha sufrido la pérdida de un hermano, y recibido una determinada herencia. Tras pagar el expolio fiscal correspondiente, que hay muchos políticos que mantener, está siendo “atracado” por algunos bancos, que confunden la velocidad con el tocino, y parece que sus errores de inversión tenemos que pagarlos sus clientes, no ellos mismos, es decir sus accionistas y directivos en general.

Pensaba titular este artículo “Los latrocinios bancarios”, pues eso lo que algunos bancos –prácticamente todos- están haciendo con sus clientes, pero al final me he moderado, y he puesto el título actual. Sin dejar de pensar que hubiera sido más correcto el proyectado…

Una de las cuentas heredadas corresponde a Ibercaja. En ella había alrededor de dos mil euros, pero vistos los abusos del banco, ha tenido que cancelarla, pues de seguir así las cosas, pronto iban a “limpiarle” todo.

Mi amigo tiene casi ochenta años, procede del medio rural, con escasamente los estudios primarios, pues en su época cuando un hijo podía trabajar se le sacaba de la escuela, que se consideraba poco menos que una pérdida de tiempo. Quiero pensar que no ha sido un abuso premeditado, sino que son “normas” del banco.

Transcribo los datos, y juzguen ustedes mismos: una libreta de ahorros sin grandes movimientos, y con algunos recibos domiciliados, de pagos periódicos.

16-06-2016, liquidación intereses y gastos, un cargo de 25 euros.

05-09-2016, comisiones y gastos: 10,89 euros (se desconoce el concepto).

10-10-2016, comisiones y gastos, 0,45 euros (supongo será el envío de alguna carta).

16-12-2016, liquidación comisiones y gastos: 25 euros.

02-03-2017, comisiones y gastos: 72,60 euros.

03-04-2017, liquidación comisiones y gastos: 12,50 euros.

Suma total, s. e. ú o: 164,44 euros.

 

¿Ustedes lo ven lógico y, sobre todo, justo? Yo no.

Estoy a años luz de Podemos, pero por una sola vez, y sin que sirva de precedente, como decimos los juristas, estoy de acuerdo con su propuesta de que cada español tenga derecho a tener una cuenta bancaria totalmente gratuita, o por lo menos con un coste fijo, y asumible por cualquier persona normal y corriente.

Vivimos en una sociedad totalmente bancarizada, donde tu cuenta es el equivalente al documento nacional de identidad, e incluso más importante, sobre todo si eres solvente, y para efectuar cualquier pago o recibir una nómina, pensión, devolución fiscal, subvención, beca, ayuda, etc., te exigen como requisito sine qua non la apertura de una cuenta.

Sacarte luego el dinero alegando unos gastos absolutamente inventados, como las famosas comisiones de administración, de gestión, etc., cuando realmente lo único que hacen con tu dinero es prestarlo a otras personas o empresas a elevados intereses, me parece francamente abusivo.

Sobre todo cuando algunos bancos como la propia Ibercaja, ya hace años que nos dijeron a los clientes que nos olvidáramos de cobrar interés alguno por el dinero depositado en libretas de ahorros y/o cuentas corrientes.

Es decir que nuestro dinero no vale nada, pero cuidado si tenemos un descubierto o necesitamos algún préstamo, que entonces nos enteraremos de lo que cuesta “su dinero”, que en realidad es el nuestro…Comprendo que hay que pagar los latrocinios de los directivos de la CAI, ya condenados penalmente por esos hechos, los expedientes de reducción de empleo, el cierre de cientos de oficinas, y las “inversiones” en ladrillos, que en muchas ocasiones han sido una auténtica ruina, pero ese no es nuestro problema, sino el suyo.

De seguir así las cosas, y a pesar de décadas de relación comercial, muchos acabaremos diciéndoles “hasta luego”, y “que os vaya bonito”, como dicen los argentinos. Y sería una pena.

 

 

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE