Inmigración e islamización: Frente a los dogmas de la corrección política



Yolanda Couceiro Morin.

Yolanda Couceiro Morin.

Estos son algunos dogmas de la ideología dominante en las esferas políticas y difundidas por las redes propagandísticas del Sistema. Todos esos dogmas invierten la realidad, ya sea por ceguera ideológica o por simple negación de los hechos (incapacidad intelectual, pereza mental…). Esa ideología es hegemónica, se impone políticamente en los medios de comunicación, aunque no es compartida por la mayoría de la población (como lo demuestran las encuestas al respecto).

Éstas son algunas verdades oficiales del régimen imperante:

Dogma 1- La integración de los inmigrantes fracasa por regla general (sobre todo con los musulmanes y los africanos, muchas veces también musulmanes) porque nuestra sociedad y sus valores están en quiebra. 

Falso. En realidad ocurre lo contrario: la inmigración masiva de gentes inintegrables agrede la sociedad de tal manera que sus propios valores se derrumban ante este brutal y agresivo embate. El estado de nuestros valores no genera esa falta de integración, ciertamente no la facilita pero no la provoca. No se puede integrar ni asimilar a las normas de un país a poblaciones cada vez mas numerosas y prolíficas, las cuales son mayoritariamente indiferentes y hostiles a los valores y a la identidad del país de acogida. Nuestros valores (sean cuales sean), y el estado en que se encuentran, no están realmente en la base de ese fracaso de la integración porque simplemente nuestros valores no les interesan a esos musulmanes y africanos (y a otros), más bien los rechazan y los combaten.

Dogma 2- Europa no está amenazada por la inmigración, se enriquece con la nueva “diversidad”. La invasión es en realidad una oportunidad para solucionar los problemas de unas sociedades envejecidas necesitadas de aporte de “sangre joven”.

En realidad, si nada cambia sustancialmente en los próximos años/décadas, Europa desaparecerá como unidad antropológica, política y cultural antes de finales de este siglo. Sólo se salvarán aquellos países (como Hungría, Polonia y algunos más) que, conscientes de los peligros de la inmigración descontrolada de pueblos mayormente de cultura islámica y africana, están cerrando a cal y canto sus fronteras. Europa no es un sistema político concreto, un ente desencarnado, ni siquiera una “idea”, sino una identidad histórica construída sobre la homogeneidad étnica de origen europea y no “cosmopolita”. Por otra parte no vemos cómo esa inmigración, producto de sociedades fracasadas y rotas nos pudieran enseñar a trabajar, a producir y a progresar, a generar libertad y prosperidad. Sus países de origen no son (en su inmensa mayoría, sino todos) ningún modelo en ese sentido, ni están en situación de darnos lecciones acerca de nada como no sea el desorden, la barbarie y la regresión en todos los terrenos.

Dogma 3- Los inmigrantes son personas desfavorecidas, que viven en condiciones de marginalidad y son víctimas de discriminaciones diversas.

Eso es completamente falso. Todos los días nos enteramos del sistemático trato de favor que reciben de las administraciones, de los beneficios que reciben por su condición de inmigrantes, de los privilegios de los que gozan frente a los nacionales de los países de acogida. La lluvia de subvenciones y ayudas de todo tipo que reciben los inmigrantes por regla general contrasta con la mezquindad con que se auxilia a los nacionales en muchas ocasiones. El Estado de bienestar es copado por esas poblaciones extranjeras que absorben más y más recursos económicos y humanos a medida que pasa el tiempo. Los inmigrantes no son parias sociales, por el contrario las administraciones los miman y hasta los ceban, con todo tipo de medidas de discriminación positiva y políticas preferenciales. La “exclusión” de esos grupos se debe al propio rechazo de los interesados de integrarse en las sociedades de acogida, escudándose en el supuesto racismo de los autóctonos para disimular su propio racismo contra los que los acojen. Son los nativos de las capas más modestas de la población local europea las que se ven relegadas y excluidas.

Dogma 4- El islam laico, tolerante y democrático (y hasta feminista y “gayfriendly”, según los chiflados de Podemos y asimilados) es bienvenido entre nosotros. La “convivencia” es posible, deseable y hasta necesaria, si no imprescindible.

Falso. El islam es fundamentalmente una religión/ideología teocrática, antidemocrática e intolerante. El islam y el islamismo es la misma cosa. El Corán no permite ninguna duda al respecto. El islam espiritualista (sufismo), no fanático, es algo minoritario y marginal. Nunca ha sido posible una convivencia pacífica y provechosa con el islam. Ante la duda, echad una ojeada a los libros de Historia y a la actualidad que nos traen las noticias diarias.

Dogma 5- La islamofobia es un grave problema entre los europeos. Los musulmanes sufren discriminación en nuestros países.

Falso. El islam goza de los favores de los poderes públicos. A menudo los musulmanes ni tienen que pedir para que se les dé. Nuestras autoridades se adelantan constantemente a sus reclamaciones y exigencias. El islam goza de favores y privilegios desorbitados en una Europa cristiana que ha sufrido a lo largo de su historia varios embates islámicos que han dejado regueros de sangre en distintos escenarios durante muchas generaciones (Península Ibérica, Balcanes, piratería berberisca en el Mediterráneo durante siglos…). Los actos “islamófobos” son insignificantes estadísticamente. Los actos hostiles y criminales en nombre del islam por el contrario son numerosos. La islamofobia no ha hecho hasta ahora ningún muerto, mientras que el islamismo comete atentados un día si y el otro también contra los europeos, con cientos de muertos y heridos año tras año. Pero el problema es la islamofobia, (consistente básicamente en comentarios en Facebook, twits subidos de tono o algún artículo de opinión sobre el tema). La islamofilia es en realidad la política oficial de la ideología dominante de las élites, y eso a pesar de la creciente hostilidad y agresividad de las poblaciones musulmanas instaladas en suelo europeo y los actos terroristas que se multiplican.

Dogma 6 – No hay que mezclar islam e islamismo, que supuestamente no tienen nada que ver el uno con el otro, y no “estigmatizar” el islam que, claro está, no tiene ninguna relación con los atentados terroristas.

Falso. La sangrienta barbarie del Estado Islámico, de Boko Haram, de Al-Qaeda, etc…, se lleva a cabo en nombre del islam, al igual que la inmensa mayoría de los atentados terroristas y las sanguinarias guerrillas en el mundo. La misma naturaleza del islam es la de mantener un doble discurso. El Corán predica una yihad violenta y sin piedad y preconiza la extensión en todas partes de un modelo sociopolítico totalitario.

Dogma 7- El islam es integrable en nuestras sociedades europeas, sólo hace falta poner la voluntad y los medios (sobre todo los medios: es decir financiar nuestra propia invasión y colonización) para facilitar la integración sin traumas ni enfrentamientos de poblaciones extranjeras cada día más numerosas.

Una completa locura. La realidad desmiente a diario esa quimera. La islamización de Europa se pretende llevar a cabo con la aquiescencia dócil de los europeos que han de pagar por su pérdida de libertades, su creciente sumisión y su esclavización futura. La compatibilidad del islam con Occidente es una de las mas grandes estafas y una de las más ridículas ilusiones y contradiciones de la ideologìa dominante, ese conglomerado islamoizquierdista que pretende llevar a cabo sus enloquecidas teorias a la práctica de la mano de los islamistas que hoy recitan el Corán y pronto cortarán cabezas en nuestras calles. Los lobbies proinmigracionistas (izquierdistas, feministas, LGTB, etc…) llorarán pronto lágrimas de sangre si la islamización sigue avanzando: la paridad hombre/mujer, la igualdad de los sexos, el matrimonio homosexual, los privilegios de las “nuevas sexualidades”, todo eso será proscrito y barrido, y de paso algunas gargantas serán cortadas de oreja a oreja por los barbudos enturbanados, hoy tan ardorosa como inconscientemente defendidos por la tropa “rosa”.

Dogma 8- El Estado de bienestar europeo y su modelo social son igualitarios y abiertos a todos.

Falso. El Estado de bienestar y su modelo social han sido pervertidos por la sistemática preferencia extranjera, la discriminación positiva hacia los inmigrantes a costa de los nacionales, es decir por una ideología racista anti europea mal disimulada. Cualquier “refugiado” recibe, apenas pisa suelo de cualquier país europeo, unas ayudas desorbitadas que se le niegan a los autóctonos en situación de necesidad. Los “refugiados” y demás ilegales son mejor tratados por nuestras autoridades que muchos nacionales de las capas modestas que han trabajado toda su vida y han aportado a la sociedad riqueza con sus actividades y sus impuestos. Todo lo que se le da a los inmigrantes sin que hayan aportado nada previamente sale del bolsillo de los trabajadores europeos. Bajo el dogma de la “solidaridad” y el “deber de acogida”, el Estado funciona sobre la discriminación y la explotación de los europeos en beneficio de los inmigrantes.


12 comentarios en Inmigración e islamización: Frente a los dogmas de la corrección política

  1. Pues no puedo añadir ni una coma la verdad. Articulo perfecto.
    Quedaros todos dormiditos mientras cumplimos las agendas que tenemos los grandes partidos y los grandes medios de comunicacion.

  2. Excelente artículo, Yolanda, por el que te felicito con envidia, pues me hubiera gustado escribirlo a mí.
    Dicho lo cual, ¿qué pasa con LA GACETA EUROPEA y MINUTO DIGITAL, pues entro a veces pero casi siempre veo los mismos contenidos…?
    Creo que en esta guerra todos somos necesarios, Y NECESITAMOS TODOS LOS MEDIOS POSIBLES, pues la batalla ideológica la tenemos prácticamente perdida, por falta de medios, de dinero, y, sobre todo, por la cobardía de la mayoría de los españoles, que prefieren ser súbditos a ciudadanos.
    Reitero mi felicitación, y a don Enrique de Diego, por tener el “buen ojo” de ficharte.

  3. Para concretar el clamor social de acogida a los marginados de todo el mundo, estoy esperando algo mas efectivo que las pancartas.
    Que se ponga una casilla nueva en la declaracion de la renta que diga: ¿Quieres acoger?.
    El que marque la cruz podra colaborar con un aumento del tipo de imposición de un 50% revisable( dependiendo de los gastos a ONGs que los rescatan en el Mediterraneo). Los solidarios que así hagan recibirán un cuestionario en el que podrán ejercer su derecho democrático, eligiendo el tipo de inmigrante que deseen acoger: nacionalidad, sexo, edad, orientación sexual, etc. y con ello se hará un sorteo de asignación. Cada interesado tendrá opción de que se le manden el/los emigrantes que le toquen en el reparto previo pago al transporte, o podrán ir a recogerlos personalmente al Centro de acogida temporal de refugiados. Los refugiados deberán ser alimentados según su propia tradición y se les debe respetar sus costumbres, si es necesario se decorará la habitación a su gusto.
    Si algún acogido comete algún delito, todos los gastos policiales y de Justicia e idemnizaciones a afectados corren a cuenta del que los acogió.
    Así veremos cuantos son tan solidarios como Ana Pastor.

  4. Qué vergüenza, el ejército bajo mandato de las ONGs dedicado al tráfico de personas a propiciar la invasión musulmana. Ay, si los Reyes Catáolicos levantaran la cabeza. ES que ya no sólo no patruyan el estrecho para evitar pateras y que no salgan de Marruecos, para defender nuestra integridad territorial, valores, costumbres, modo de vida, leyes, economía y Consitución, sino que están intentando socavar la soberanía del pueblo español que los políticos, nacionalistas, neoliberales, izquierda, ongs, obispos, islamistas etc. quieren sustituir, someter saquear, islamizar e invadir

  5. Eso sí a los pobres y lisiados que se quedan en esos países, que les den. Vienen (no, los van a buscar mediante llamaditas a los traficantes y con cámaras de fotos y todo lujo en infraestructuras, barcos y tecnología), los más valientes y fuertes, como dijera una alcaldesa. ¿Qué persiguen? El desestabilizar los países, el conflicto permanente.
    Por otra parte, están violando impunemente la Declaración de los Derechos Humanos occidentales (los musulmanes tienen los suyos firmados en el Cairo y sometidos a la Sharia), como el de tener una nación y Estado, que llevan implícitos límites y fronteras y el deber de respetarlas, o sea, respetar los derechos de los demás (art 29). Predican la libertad, la libertad de la selva, claro. La ausencia de leyes, la destrucción de la sociedad occidental, la anarquía, el saqueo, el sometimiento y la invasión. Yo soy libre de salir de mi país (salvo que haya delinquido) con papeles (y volver a él) de vacaciones, a trabajar con contrato, etc., pero siempre respetando las leyes de los países a donde voy. Por qué odiarán tanto la inmigración legal, con papeles, en pequeñas cantidades y cuando se necesite.

  6. El grupo inmigracionista estará supercontento. Su negocio, que parecía haber remitido un poco se reactiva con virulencia y espectáculo, triste espectáculo, como los infames incendios. Ni una palabra al islamismo ni petrodólares, principales causas de lo que está pasando, y que tienen dinero para el futbol, deuda, etc. para financiar terrorismo, ongs, acnur con el fin de invadirnos e islamizarnos, pero no lo tienen para reformar el islam, repartir sus enormes riquezas, tomar las riendas de un plan Marshal en su tierra, y acoger a refugiados que ellos junto a otros provocan. Pero nó, hay mucha “pasta” en juego. Y se sabe que las ongs exisiten y comercian gracias a las enormes cifras que manejan: 3 mil millones creo que les van a dar.
    Otra cosa superpeligrosa es el allanamiento del camino que les han facillitado políticos de todo pelaje etc, como la modificación del art 318bis (pasando de ser la inmigración ilegal y tráfico de personas un delito a ayuda humanitaria). Modificación del significado de inmigrar en la nueva redacción del DRAE, o el cambio nada más y nada menos que en la Biblia de la palabra extranjero por inmigrante.

  7. Supongo que habrán visto el video de “La conferencia islámica de la paz”: Noruega, Mayo de 2013.

    “Cada vez que tenemos una conferencia, cada vez que invitamos a un orador, siempre nos vienen con las mismas acusaciones. Ese orador apoya la pena de muerte para los homosexuales, ese orador apoya la muerte para este o aquel crimen, o que es homofóbico, que somete a las mujeres, etc., etc, etc. Es lo mismo una y otra vez. Y siempre tratamos de decirles, siempre trato de decirles: Mira, no este orador que invitamos quien tiene un punto de vista extremo y radicalizado, como dices. Son puntos de vista generales, que en realidad, todo musulman tiene. Todo musulmán cree en esas cosas. Sólo porque no te lo estén diciendo o porque no aparezca en los medios, no significa que no crean en ellos. Así que les pregunto a todos en la sala: ¿Cuántos de ustedes musulmanes -ni extremistas ni radicales-, son suníes normales, por favor levatad la mano? (todos los asistentes la levantan) Todos..alabado sea Alá. Ok, bajen las manos. ¿Cuántos de ustedes están de acuerdo en que hombres y mujeres deben sentarse separados? Por favor, levanten sus manos. (todos las levantan) ¿Todos están de acuerdo, hermanos y jermanas? No es este solamente musulmán radical (señalando a un coferenciante). Siguiente pregunta: ¿cuántos de ustedes están de acuerdo en que los castigos descritos en el Corán y la Sunna -ya sea la muerte, la lapidación por adulterio, lo que sea- si provienen de Alá y su mensajero, ese es el mejor castigo posible para la humanidad, y es lo que debemos aplicar en el mundo? ¿Quién está de acuerdo con éso? (todos levantan la mano) ¿Todos ustedes son radicales extremistas? Alabado sea Alá. Asi que todos ustedes están diciendo que son musulmanes comunes, todos ustedes van a distintas mezquitas. ¿O ustedes son de alguna secta específica, como una secta islámica? ¿Son algo así? ¿No? Por favor levanten la mano si pertenecen a una secta extremista del Islam o algo así. ¿Nadie? ¿Cuántos de ustedes van a las mezquitas sunies normales? Por favor, levanten sus manos. (todos lo hacen). Entonces.. ¿qué es… qué van a decir ahora los políticos? ¿Qué van a decir ahora los medios? ¿Que todos somos extremistas, que todos somos radicales? ¿Que tienen que deportarnos a todos de este país?”

    Qué les parece..

Escribe tu comentario

Tu email no será publicado