Antonio Jiménez o el exabrupto del tarugo



13 TV, con Antonio Jiménez, un agujero negro. /Foto: vanitatis.elconfidencial.com.

Enrique de Diego

Antonio Jiménez es profundamente inculto y con escasa motivación profesional. Nunca prepara los programas: comidas largas, con conversaciones banales, demasiado vino y digestiones pesadas. Puede decirse que es un vago de siete suelas, que abronca al equipo para evacuar sus frustraciones. Si alguna vez, la conversación o el debate se eleva –en 13 TV nunca ocurre- Antonio Jiménez es incapaz de seguirlo, desconecta y da paso a publicidad.

Es, en muchos sentidos, un hombre de este tiempo, romo y mediocre como conviene. Jiménez, que tiende a ponerse dicharachero y torpemente ocurrente, como si acabara de llegar del restaurante, fascinado por su locuaz estupidez, sabe cuál es su función: defender al PP –se ofreció al PSOE pero Pepiño Blanco lo rechazó- a machamartillo, hilvanar cuatro consignas sin cuidar demasiado el idioma y falsear la encuesta telefónica del día. Y, por supuesto, no dar una noticia, ni buscarla.

El día de la masacre del Manchester Arena le pasaron la primera información que hablaba de dos explosiones, y en la que aún no se hablaba de muertos y heridos, pero ya era previsible que la noche iba de tragedia. El tarugo lacayo que es Antonio Jiménez y que ha ido degenerando a fuer de tosco se interesó no por el hecho sino por el estadio, que es en donde se mueve mejor. “¿No tiene nada que ver con el del Manchester United ni el del City, ¿no?”. Tras esa desafortunada muestra de erudición, y ante el bloque espirituoso, terció Francisco Marhuenda: “Te voy a dar una lección, hermano. Hay algo más aparte del fútbol”.

No, señor”, interrumpió Jiménez con la desfachatez del frívolo. Y sentenció con ínfulas de garrulo: “El fútbol es lo más importante y el Real Madrid mucho más”. Jiménez, al menos, fue sincero en la exhibición mostrenca de su ignorancia, de sus prioridades y valoraciones, que nada más lustroso que el Palco del Madrid, por donde tanta mierda corre.

No se habían dado cifras de muertos y heridos, solo noticia de dos explosiones, pero las explosiones producen muertes y el primer flash ya exigía profesionalidad, seriedad y atención. Pero Antonio Jiménez hace tiempo que dejó de ser periodista, si alguna vez lo ha sido. Siendo periodista hoy en día no se puede estar en los medios. Y lo sabe y actúa en consecuencia, inhabilitando neuronas cada día. Jiménez es un lacayo con trienios y para él la clave era de qué equipo de Manchester era o no era el estadio. Bienvenidos al mundo real, donde el fútbol es lo más importante.

 


9 comentarios en Antonio Jiménez o el exabrupto del tarugo

  1. Un clasico enchufado chapuza mediatico como salido del más rancio tardofranquismo que ha sobrevivido hasta hoy, vejeta chulesco, para ser proxeneta genoves y recordman mundial de entrevistar para salvar a corruptos luego imputados y penados. Y A SEGUIR MAMANDO VIDORRA DEL IRPF con fax arriolo masonil.

  2. He dejado de ver 13 TV, a excepción de alguna película que me interese mucho.
    Este hombre, además, es un maleducado, no deja hablar a nadie, interrumpe constantemente a los intervinientes o tertulianos, muchas veces APROPIÁNDOSE DE SUS IDEAS, O ADELANTÁNDOSE A LO QUE VAN A DECIR, etc.
    Es un tipo chusco, zafio, hortera y pueblerino, y lo digo en el peor sentido, es decir, despectivo. (Y que conste que yo también soy de pueblo, y a mucha honra, pero creo se entiende lo que quiero decir).
    TIENE MENOS SENSIBILIDAD QUE UNA MOSCA.

    • Es verdad, da auténtico asco verlo. No tiene pizca de gracia pero se cree gracioso, es chulo como él solo, no deja hablar y se permite interrumpir cuando le da la gana, es un lacayo descarado del pp. Yo hace mucho que no veo 13 ni intereconomía, ya solo nos quedan unos pocos sitios de noticias en internet como este para saber algo de lo que pasa de verdad.

    • Yo dejé de verlo. Habla más que nadie (los primeros 20′ del programa los dedica a reiterar noticias ya conocidas por quienes siguen la información y a publicidad) y los que realmente tienen un nivel para aportar al debate apenas tienen espacio. Una lástima.

  3. Pertenece a otra cultura ya trasnochada de manera distante y autómata, transmite ya desde hace años que le aburre su trabajo, ni sufre ni padece , va a cumplir y poco más, se nota un cierto agotamiento e ilusión , la jubilación puede ser una causa de su distracción. Ni es peor ni mejor del elenco televisivo patrio, aquí habría mucha cera que repartir. Básicamente trabaja para el PP pero el vecino del sexto y del cuarto trabajan para otros subordinados del gran amo húngaro. Desde luego no estuvo muy afortunado pero el canal 24 h con aquello de una bolsa de ropa vacía y con la INCIDENCIA , es para echarse a temblar la información, nos deben tomar por inútiles.

  4. De cualquiera de las maneras es un desatstre la información en este país , herramientas al servicio político , las autonómicas ya son la máxima expresión del sectarismo más arraigado, el buhonero con sus cachivaches sacándolos de los cajones , de los bolsillos y desde dentro de la chaqueta nos refleja un tiempo pasado y caduco en la era informática.

  5. Si vd quiere cabrearse y ponerse de mala hostia vea a estos payasos su salud fisica y mental se lo agradecerá.

Escribe tu comentario

Tu email no será publicado