Ignacio Escolar, el farsante de Soros, rechina con Fátima



Ignacio Escolar. /Foto: ara.cat.

Enrique de Diego

El Papa Francisco ha canonizado en Fátima a Jacinta y Francisco, dos niños. Hay gentes a las que, por supuesto, les resulta indiferente este hecho y no se les pasa por la cabeza que la Virgen María se apareciera a tres pastorcillos portugueses. La fe es un don de Dios. Pero hay otros a los que les molesta con sarpullidos satánicos. Podrían dar una información suscinta, objetiva o incluso ignorar el acontecimiento, pero tienen que lanzar su ponzoña con la autosuficiencia de los estúpidos.

Fátima le molestó desde el inicio a la masonería. Los niños fueron perseguidos y encarcelados, con esa crueldad de los oficialmente tolerantes. Consideraron todo una farsa. Ahora el farsante de George Soros, Ignacio Escolar ha recuperado la calumnia y la insidia y el término.

Fátima sigue provocando sarpullidos. Para el digital de Ignacio Escolar, financiado por George Soros, portavoz oficioso de la maléfica Open Society, con opiniones apoyados por pseudoteólogos sin fe a los que debe conocer Soros –y su lacayo Ignacio Escolar– a la hora de comer, no se puede canonizar a niños porque “no pudieron tener tiempo de tener una vida que sirva de ejemplo a los demás”. Menuda chorrada. Al parecer, la Iglesia tiene que hacer lo que digan Ignacio Escolar y su amo Soros. Francisco y Jacinta fueron santos todo el tiempo que vivieron y son ejemplares para niños y mayores, no como los degenerados que se empapuzan de las consignas destructivas de Escolar.

Entre otras cosas, sufrieron persecución y calumnias que llevaron con heroica valentía. Incluso el digital de Escolar-Soros dice que “no consta que fuera pagados por decir que habían visto a la Virgen”. La insidia de los pigmeos del espíritu. Y para rematar la mamarrachada dice que hay que acabar con la violencia, el tráfico, el trabajo infantil…que provoca Soros y que Fátima combate con las armas verdaderamente eficaces: oración y mortificación.

Con la misma estupidez cientificista con que la masonería se cebó con tres niños, los petulantes de Escolar nos adoctrinan para que diferenciemos entre “apariciones y visiones”. Las gentes tenían que haber visto a la Virgen y no solo los videntes. Así que Soros y su lacayo Escolar no solo quieren dictar lo que debe hacer la Iglesia –no canonizar a niños- sino que también están en condiciones de mandar sobre la Virgen María, quien eligió a esos tres pastores.

Es de traca que estos manipuladores sistémicos digan cuestionar las apariciones de Fátimaha dejado de ser un tabú” en Portugal, cuando fueron cuestionadas desde el principio y objeto de una campaña de desprestigio furibundo. Eso sí el periodista del laicista O Seculo describió, como testigo, el milagro llamado del baile del sol el 13 de octubre.

Algunos creemos en supersticiones como el infierno, conscientes de que George Soros y sus lacayos pretenden recrearlo en la tierra. Y en cuanto a lo del negocio, si las habitaciones de los hoteles han subido de precio en estos días es por una cosa que se llama la ley de la oferta y la demanda. Al fin y al cabo, el amo de Ignacio Escolar a lo que se dedica es a especular con monedas.

Santa Jacinta y San Francisco, benditos sois, santos de la Iglesia, rogad por nosotros.

El ignorante ilustrado Ignacio Escolar presenta el burkini como lo último en liberación de la mujer

El ignorante ilustrado Ignacio Escolar recomienda el burkini

El ignorante ilustrado Ignacio Escolar, ¿a sueldo de George Soros?

 

 

 


3 comentarios en Ignacio Escolar, el farsante de Soros, rechina con Fátima

  1. Me imagino que habra tenido problemas de ir al baño al realizar un articulo sobre semejante engendro.
    Estaba usted tardando, a mi particularmente este engendro y el asqueroso de Ramon Espinar son los que mas vomitos y diarreas me producen del eje del mal en España. Perdon tengo que ir a evacuar al baño y las cortinas de mi casa estan empezando a arder por haber visto la foto de este “hombre”. Saludos Don Enrique.

  2. el anticristo y sus peones, no paran en su empeño de lo que llaman el Dios invisible, no saben ni deben saber que todo no se puede saber hasta su debido momento.

  3. Este tipo es un pobre imbécil, y no vale la pena perder el tiempo hablando de él.
    Se las da de periodista, pero lo que no dice es que ni siquiera fue capaz de acabar el Bachillerato.
    No hay más que oirle hablar para escuchar sus rebuznos…

Escribe tu comentario

Tu email no será publicado