El Papa canoniza a Francisco y Jacinta, videntes de la Virgen en Fátima



Lucía Dos Santos, Francisco Marto y Jacinta Marto.

Luis Bru

El Papa Francisco, en el centenario de las apariciones, ha canonizado a Francisco y Jacinta, dos santos niños, en un tiempo en el que la infancia está sometida a tantos peligros.

Aquellos niños que un 13 de mayo vieron a “una Señora muy bella”, como recordó el Papa, quien ha hablado en su homilía de aquella “Luz de la Virgen”, de la que Francisco y Jacinta sacaban “la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos”, muchos de ellos, por cierto, provocados por la masonería portuguesa de su tiempo.

El Papa Francisco ha recordado la existencia del infierno y de los males de “una vida sin Dios y que profana a Dios en sus criaturas”. También recordó a los enfermos, discapacitados, encarcelados, desocupados, pobres y abandonados.

 

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE