Velilla: Con España2000 no hubiera muerto…



Antonia Alcázar, alcaldesa cuestionada. /Foto: ayto-velilla.es.
Antonia Alcázar, alcaldesa cuestionada. /Foto: ayto-velilla.es.

Miguel Sempere

El 21 de enero, en Velilla de San Antonio (a 15 km de Madrid, 12.334 habitantes), José, de 35 años, sufrió un infarto en el interior de un parque de bolas. La Policía Local tardó en llegar 10 minutos y la ambulancia del SAMUR, 35 minutos. Demasiado tarde: José murió.

Lo lamentable es que a menos de 5 minutos del lugar estaba parada una ambulancia de Protección Civil, inactiva desde que la alcaldesa socialista, Antonia Alcázar, un mes antes, con su equipo de Gobierno PSOE-UPyD, sostenido por Somos Velilla (Podemos) había decidido suprimir la partida presupuestaria de Protección Civil.

El concejal de España2000, Pedro Jesús Espada (339 votos, 5,93%) se había opuesto a esa recorte y había presentado una moción para incrementar la dotación de desfibriladores. Juana Hernández, concejal de UPyD, aseveró que “Policía Local tiene un desfibrilador en dependencias policiales y si tuviera que intervenir subiría a recogerlo y atendería la llamada a tiempo”. La concejala socialista Pepa Gil fue más allá en la frivolidad: “se ha puesto de moda pedir desfibriladores, es como si todos tuviésemos que llevar uno debajo del brazo”.

Para Pedro Jesús Espada: “las políticas y los recortes de la alcaldesa están poniendo en peligro a los vecinos”.

Así lo entendieron cientos de vecinos de Velilla, que en el primer pleno del año acompañaron a los familiares de José, para escuchar las explicaciones del equipo de Gobierno que no se produjeron. La indignación popular estalló el 29 de enero, el día de la “pitanza”, en el que el Ayuntamiento reparte bocadillos “solidarios”. No hay dinero para Protección Civil, pero el dinero que se recaudara se enviaba ¡a Bolivia! Los ciudadanos de Velilla salieron de sus casas por cientos, tomaron la plaza del pueblo y luego fueron al reciento de la pitanza coreando “menos pitanza y más ambulancia”.

Con España2000 en el Gobierno, José no hubiera muerto, porque la ambulancia de Protección Civil hubiera estado activa y con desfibriladores, pero Antonia Alcázar y su equipo siguen atrapados en su ineficacia sin dar explicaciones, pedir perdón ni tomar medidas.

 

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE