La aldea identitaria de Asterix: Los Santos de La Humosa



Los Santos de la Humosa, con su Iglesia parroquial. /Foto: escapadarural.com.
Los Santos de la Humosa, con su Iglesia parroquial. /Foto: escapadarural.com.

Enrique de Diego

Es como la aldea gala de Asterix resistiendo a los romanos, pero no es gala, es madrileña. Los Santos de la Humosa es una ciudad de tipo medio, con 2.353 habitantes, al este de la provincia de Madrid, bañada por el Henares. Pero no la traemos aquí a colación por la singular belleza de sus paisajes, ni por la impresionante iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, muestra de una fe bien arraigada –todo ello bien merece una excursión-, sino porque Los Santos de la Humosa es la aldea identitaria de España.

En las elecciones locales de 2015, España2000 fue la segunda fuerza más votada, con el 25,04% de los votos (310), y ahora es el principal partido de la oposición, frente al gobierno socialista, que obtuvo 636, el 51,37%. El PP quedó relegado a la tercera posición con 198 votos, el 15,99% y sin representación, y en cuarto lugar, Izquierda Unida, 75 votos, el 6,06%.

Los héroes de esta pequeña, pero ilustrativa historia son los tres concejales de España2000 de Los Santos de la Humosa: Lázaro Polo, María José Martínez y Alberto López, que seguramente serán el futuro equipo de gobierno.

Los Santos de la Humosa es un pueblo que ama sus tradiciones, como la fiesta de San Isidro Labrador el 15 de mayo o la procesión de la Virgen desde la ermita del río a la Iglesia parroquial en el último domingo de agosto, que es celoso de su identidad. España2000 ha respondido a esa corriente profunda y ha llevado al PP, que no hace más que traicionar la identidad de España, a la marginalidad.

Se añade que el cabeza de lista es persona de fuertes raíces en el pueblo, que tiene, por cierto, su personaje histórico: Francisco de los Santos, historiador y monje de la muy española Orden Jerónima, del siglo XVII.

Puede decirse aquí con toda propiedad: ¡Sí se puede! Los Santos de la Humosa lo demuestra.

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE