La gran heroína de España: una catalana, Agustina de Aragón



Agustina de Aragón. /Foto: revistadehistoria.es.
Agustina de Aragón. /Foto: revistadehistoria.es.

Junio de 1808. Los granaderos de Napoleón se disponen a entrar en la sitiada Zaragoza por la puerta de El Portillo. Nadie los detiene ya. Los patriotas yacen muertos y heridos. Una bomba ha hecho estragos en los artilleros y el cañón está mudo. Agustina, que ha ido a llevar la comida a su esposo, artillero, Joan Roca, se encuentra con ese panorama de destrucción. Ya se ven los morriones franceses y el amenazante brillar de las largas bayonetas. Agustina toma la mecha de un artillero herido y dispara causando estragos en las filas enemigas que ya daban la victoria por segura.

Dudan los supervivientes ante aquella mujer. Temen una emboscada. No pueden fiarse de nadie. En los primeros compases del asedio, un grupo de jinetes de los veteranos lanceros polacos del Regimiento del Vístula han llegado a entrar en la ciudad para terminar siendo masacrados por las zaragozanas sin otras armas que piedras y cuchillos. Esos momentos de duda dan tiempo a que lleguen refuerzos en tropel; la situación está salvada; se ha cerrado la brecha.

La gesta corre como reguero de pólvora por la ciudad, elevando los ánimos, y el mismo brigadier José de Palafox se allega a encomiar a Agustina, que pasará a ser la encarnación del heroísmo femenino hispano. Agustina es nombrada artillera con cargo de subteniente.

Ha pasado a la historia como Agustina de Aragón. Sin embargo, era catalana de pura cepa, por los cuatro costados, bautizada el 6 de marzo de 1786 en la basílica de Santa María del Mar: Agustina Raimunda María Saragossa y Domenech. A los 17 años se casa con Joan Roca Vilaseca, cabo de Artillería. Es el 17 de abril de 1803 y la ceremonia se celebra en la parroquia barcelonesa de Santa María del Pino.

Joan Roca participa en la batalla del Bruch. El matrimonio recala en Zaragoza. Desde el 6 de junio hasta el 14 de agosto, en que los franceses se ven obligados a levantar el sitio, la ciudad resiste. Los franceses se han encontrado con una nueva forma de combatir, en la que todos participan, un pueblo con un anhelo común de libertad y un mismo amor a la Patria invadida.

En el segundo sitio, Zaragoza capitulará y Agustina de Aragón, a la que se ha concedido el título de “Defensora de Zaragoza”, será hecha prisionera. Luego, liberada en un canje.

Se casará, en segundas nupcias con Juan Eugenio Cobos, I Barón de Cobos de Belchite. La catalana Agustina de Aragón morirá en la españolísima Ceuta el 29 de mayo de 1857. Posteriormente, sus restos serán llevados en veneración patriótica a Zaragoza. Reposan en la Iglesia de Nuestra Señora del Portillo.

 


8 comentarios en La gran heroína de España: una catalana, Agustina de Aragón

  1. Pues lo mismo que ahora, que abrimos las puertas a los invasores, los recibimos con júbilo y les pedimos que nos esclavicen. Ahora nuestras murallas son bandas de delincuentes que se apoderan de la nación y del estado para venderlos; nuestros soldados: ignorantes, tarados, ladrones, bastardos, canallas, cobardes, idiotas, corruptos apátridas, vagos, afeminados, feministas, drogadictos, litroneros, movileros, anestesiados, adoctrinados, traidores, zombis de todo tipo, chonis, macarras vestidos de tatuajes, homosexuales con taparrabos multicolores en carrozas que el público aplaude, mujerzuelas con pene que necesitan ir en grupo a agredir a una mujer indefensa portadora de nuestra bandera, quemadores de nuestra bandera, hombrezuelos con vagina, pederastas, violadores, ateos que niegan lo que afirman, sodomitas que confunden el universo con su culo, odiadores de España, votantes, enemigos de la familia, enemigos de la vida, ejército rosa-ong en su pendón bordados hoz y martillo-arcoiris-jeringa que defiende la aniquilación de España con orden de dejarse matar antes que molestar al enemigo, dictadores de leyes antidefensa, jueces antipatria celosos de aplicarlas…, demasiados soldados dispuestos a destruir España desde dentro.

  2. vaya por Dios, es la menos heroina de todas las mujeres que pusieron su vida al servicio, de la ciudad sitiada de Zaragoza. Agustina tuvo la INMENSA suerte de estar en el sitio adecuado y en el momento adecuado. No fue por gusto. Fue porque la Condesa de Bureta, una gran Heroina la envio a llevar alli alimentos a los que se estaban jugando la vida Hizo la Azaña, pero porque estaba en el momento adecuado y con la rabia de ver a su hombre muerto, Otras heroina, mas heroicas fueron Casta Alvarez, Manuela Sancho, Maria Agustin, Maria Artigas, la Madre Rafols, la propia Condesa de Bureta y otras mas y de ellas se habla menos no le dempos tanto protagonismo aquien vivio de su azaña y no solo ella, sino varias generaciones

    • Muy interesante tu comentario y muy ilustrativo, sin desmerecer del heroísmo de Agustina. Bien por el homenaje a todas esas grandes mujeres españolas. Enrique de Diego.

      • Doña Francha, a quien conozco personalmente y estimo en lo que vale, NO DA PUNTADAS SIN HILO.
        Tiene un gran conocimiento de la Historia de Zaragoza, no en vano vive, patea y disfruta del Casco Histórico de la ciudad (en ocasiones casco histérico, por los bares musicales de madrugada, que molestan a los vecinos), y tiene una gran formación, creo que autodidacta, por lo menos en temas históricos.
        ¡Y es una gran admiradora del único Papa que Aragón ha dado al Mundo, el Papa Luna, BENEDICTO XIII, como él que suscribe!

        • Gracias Don Ramiro por su elogios, efectivamente soy mas bien autodidacta, pero me gusta aprender de los demas por eso disfruto tanto con sus conversaciones y aprendo mucho con sus impagables articulos Gracias, efectivamente soy no solo admiradora de Benedicto XIII, papa en la Obediencia de Avigñon, sino debota y a él me encomiendo en muchas situaciones habiendo salido bien de todas ellas Un saludo amigo Ramiro

      • Muchas gracias Don Enrique de Diego Dirige un digital valiente y puntero y sobre todo con LIBERTAD, esa que nos hace mas libre Un saludo
        Francha

Escribe tu comentario

Tu email no será publicado


*