Carta abierta al sinvergüenza de Bono



José Bono. /Foto: lacasapuerta.wordpress.com.
José Bono. /Foto: lacasapuerta.wordpress.com.

Enrique de Diego

Me ha producido una profunda náusea que te hayas intentado poner medallas de ético a costa de las víctimas del Yak-42. Federico Trillo es un impresentable, pero tú, José Bono, no le vas a zaga y en algunos aspectos, lo eres mucho más, empezando por lo de hipócrita, en el que le sacas una cabeza. ¿Qué hiciste tú por los familiares de las víctimas del Yak-42 a parte de marear la perdiz y tratar de sacar provecho político?

En una ocasión por llamarte corrupto, que es lo menos que se te puede llamar, me llevaste a los tribunales y eres tan rata, tan miserable, que en vez de gastarte unos euros de la inmensa fortuna que has amasado robando y arruinando a España y a los castellano-manchegos contratando a un abogado utilizaste a la abogacía del Estado, de forma que utilizaste mis impuestos para ir contra mí. Aquello quedó en agua de borrajas, por supuesto. A la jueza de Plaza de Castilla se le pusieron voluntarios tapones en los oídos cuando le dije, paellas, que tienes una cuenta corriente en una filial de Banco de Santander en Las Bahamas, que compartes con tu consuegro Raphael, de 160 millones de euros. Fortuna que obviamente has conseguido robando a manos llenas y cobrando comisiones de todo lo que se movía en Castilla-La Mancha, porque llegaste a la política con una mano delante y otra detrás, presumiendo de ello, y hasta el año 2.000 sólo tenías deudas con los bancos y de repente eres una de las mayores fortunas de España, como el ladrón irrestricto y avaricioso que eres.

Por de pronto, tu ingente patrimonio inmobiliario visible no ha salido de tu sueldo de presidente de Castilla-La Mancha, ni de presidente del Congreso, ni de ministro de Defensa. Ese patrimonio incluye un chalet en Olías del Rey (Toledo) de 400 m2, un amplio local en el centro de Albacete, tienda de la joyería Tous, un ático en la C/ Velázquez de Madrid, con vistas al Retiro, que compraste por 1,6 millones de euros, otro ático en el Madrid de los Austrias, en la C/ San Justo, 1, de 1 millón de euros, otro chalet en El Vergel de Bargas, dos áticos de lujo en Estepona, un piso en El Campello (Alicante) y la joya de la corona: Hípica Almenara, 170.000 m2, con 18.000 construidos, en los que no pusiste ni un euro, más una cuadra de caballos de competición, como Farceur du Houl, 200.000 euros, que te lo regaló Rafael Santamaría.

Tiene una perversa lógica que tu hija pequeña Sofía estudie en el Colegio Brillantmont de Lausane (Suiza), con un coste anual de 70.000 euros, que sólo se pueden permitir 150 familias del mundo. Y en ese nivel estás, al tiempo que el pazguato de los descamisados de pastaflora, Pablo Iglesias te va a dar el cabezazo a Olías del Rey y todo el sistema, toda esta casta inmunda y parasitaria rinde pleitesía a tu inmunidad e impunidad. Y todavía, mientras no va a haber dinero para pagar las pensiones, tienes la cara dura de cobrar como expresidente de Castilla-La Mancha.

Toda esa fortuna no ha salido de tus sueldos, sino del Pau de Illescas, el Pau de las Montanillas, en Carranque, la mencionada Ciudad del AVE en Valdeluz, el Pau del Quiñón en Seseña. Y también de las ITV castellano-manchegas, del saqueo inmisericorde de Caja Castilla-La Mancha y del aeropuerto de Ciudad Real, una ruina para el contribuyente, pero una sustanciosa gloria para todas las empresas que lo construyeron y para los empresarios que dieron lustre al Consejo de Administración y se llevaron en la faltriquera abultados sueldos y dietas.

Así que no ofendas la memoria de los soldados de España yendo de zascandil y de que te has quedado con documentación. Algún día tendrás que responder de tu fortuna, corrupto compulsivo.

Escándalo: Bono y Raphael, titulares de una cuenta de 160 millones en filial del Santander en Bahamas

Bono tiene un patrimonio inmobiliario visible superior a los 11 millones de euros

Los Bono, los Onassis, los Casighari y los Ortega

Así funciona la casta: Ana Bono, fichada por un ¿cazatalentos? para Iberdrola

No hay dinero para las pensiones, pero sí para pagar a Bono

Caso Bono (1): La auditoría del Santander Bahamas International Limited

Caso Bono, prolegómeno: a vueltas con el falso escándalo del lino

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE